El Mundo

Trump castiga a China con masivos aranceles a la electrónica

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio otro duro golpe en la guerra comercial que mantiene con China, al anunciar que impondrá aranceles a importaciones chinas que suman unos 200.000 millones de dólares.

Martes 18 de Septiembre de 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio otro duro golpe en la guerra comercial que mantiene con China, al anunciar que impondrá aranceles a importaciones chinas que suman unos 200.000 millones de dólares. Los aranceles del 10 por ciento comenzarán a ser aplicados a partir del 24 de septiembre, anunció el mandatario. El arancel es inferior al de 25 por ciento que había amenazado aplicar el republicano, pero subirán a ese nivel a fin de año.

Se trata de la medida más importante tomada por Estados Unidos en el conflicto comercial con China, dado que la mitad de las importaciones chinas se verá afectada. Anteriormente, Washington había impuesto aranceles de 25 por ciento a importaciones chinas por 50.000 millones de dólares. Fue el inicio de la guerra comercial lanzada por Trump.

La decisión afecta especialmente a electrodomésticos, electrónica de entretenimiento y juguetes, tres rubros clave para China.

Horas antes del anuncio, China había advertido que tomaría "contramedidas" en el caso de que Estados Unidos diera este paso, que se venía anunciando en la prensa. El portavoz del Ministerio de Comercio chino, Geng Shuang, subrayó que su país se defenderá "con determinación". Pekín seguramente ahora gravará adicionalmente importaciones estadounidenses por valor de 60.00 millones de dólares. Pero las opciones de China para tomar represalias son mucho más reducidas que las de Washington, pues de Estados Unidos llegan productos solo por 130.000 millones de dólares. Este desbalance en favor de China es hoy de 375.000 millones de dólares.

Pero además Trump advirtió que si China toma represalias, "iniciaremos inmediatamente la tercera fase, que es la de aranceles sobre aproximadamente 267.000 millones de dólares de importaciones adicionales". El cobro de aranceles anunciado ayer comenzará el 24 de septiembre con 10 por ciento, pero la tasa aumentará a 25 por ciento a fines de 2018.

Los observadores sin embargo señalan que Pekín tiene otras posibilidades de ejercer presión sobre Washington. Pero las empresas estadounidenses como Starbucks, Apple o Nike, que desde hace años sacan provecho del creciente consumo chino, podrían ver cómo se les dificulta hacer negocios en este país. Trump también ha generado tensiones comerciales con los países de la Unión Europea, Canadá y México.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario