El Mundo

Trump ahora quiere enviar a los inmigrantes a las ciudades demócratas

Los grandes municipios gobernados por los opositores se niegan a cooperar con la política de persecución de los extranjeros ilegales.

Lunes 15 de Abril de 2019

El presidente Donald Trump quiere enviar a los inmigrantes a las "ciudades santuario", informó la Casa Blanca. Las "ciudades santuario" son aquellas gobernadas por alcaldes demócratas que toman medidas para proteger a los inmigrantes y se niegan a cooperar con los agentes federales de Migraciones. La propuesta de Trump parece por esto una idea para transferir a los adversarios demócratas parte de la carga que significa dar acogida a los inmigrantes.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que es una de muchas opciones sobre la mesa. La administración Trump está lidiando con un flujo masivo de centroamericanos que cruzan la frontera y que han llevado al sistema de inmigración a un punto del colapso, según el punto de vista de Trump. Para muchos, no existe tal emergencia y el flujo de inmigrantes está en la media histórica.

Las leyes dificultan el regreso rápido de los inmigrantes, y muchos pasan años en Estados Unidos esperando que se atiendan sus casos. Otros solicitan asilo y quedan a la espera, mientras viven y trabajan en el país, que es precisamente el objetivo de los inmigrantes.

Las ciudades santuario, como Nueva York, Los Angeles y San Francisco, son aquellas que se niegan a cooperar con los agentes federales de migración, muchas veces negándose a mantener retenidos a los inmigrantes. Sanders dijo que la idea sería "repartir" la cantidad de inmigrantes, para que el peso no caiga únicamente en "una o dos comunidades fronterizas".

"Al presidente le gusta la idea y los demócratas han dicho que quieren que estas personas entren en sus comunidades, así que veamos si funciona y todos obtendrán una victoria", dijo Sanders. "Una vez más, esta no es la situación ideal", remarcó. Pero tratándose de Trump, la propuesta parece ser algo más que lo que anunció Sanders. Trump tuiteó el sábado por la noche que Estados Unidos tiene el "derecho legal absoluto de transferir inmigrantes ilegales a Ciudades Santuario". O sea que en verdad Trump parece querer usar a los inmigrantes como una suerte de proyectiles humanos y enviárselos a las grandes ciudades administradas por los demócratas para que estos se hagan cargo.

Además, personas que están al tanto de las discusiones dicen que el plan ya se rechazó dos veces, primero en noviembre y nuevamente en febrero, porque los funcionarios de Seguridad Nacional dijeron que costaría mucho tiempo y dinero. El plan podría hacer más difícil para las autoridades del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestar a las personas que enfrentan la deportación, ya que las ciudades santuario se niegan a cooperar con el ICE.

Los demócratas criticaron la propuesta de la Casa Blanca como una mera maniobra política. "Mire, uno no puede amenazar a alguien con algo a lo que esa persona no le teme", dijo el gobernador demócrata del estado de Washington Jay Inslee. "Y en el estado de Washington no le tememos a la diversidad, todo lo contrario, nos encanta. Es la base de nuestro éxito económico y cultural. Somos un estado de inmigrantes", respondió el administrador del Estado donde están las ciudades de Seattle y Portland.

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Bennie Thompson, cuestionó: "Es otra vez Trump inventando esto de la crisis en la frontera".

Precandidato atípico

Pete Buttigieg _hasta ahora un alcalde de Indiana poco conocido _ lanzó anoche su postulación a la candidatura presidencial demócrata para 2020. Buttigieg, un veterano de la guerra de Afganistán, sería además el primer presidente gay de Estados Unidos, en caso de vencer en las elecciones presidenciales de noviembre del año próximo. Buttigieg hizo su acto de lanzamiento en South Bend, una ciudad de apenas 100.000 habitantes donde está cumpliendo su segundo mandato de alcalde. De 37 años, se sumó a una docena de rivales. Sus números han subido en las encuestas. Algunas lo ponen detrás del veterano Bernie Sanders, quien buscó la nominación del partido en 2016.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});