El Mundo

Trump acepta aumentar los controles para la venta de armas

Apoya un proyecto legislativo bipartidario para mejorar el sistema nacional de control de antecedentes, hoy muy permisivo y deficiente.

Martes 20 de Febrero de 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó su apoyo a un esfuerzo bipartidario para mejorar el sistema nacional de verificación de antecedentes para la compra de armas, en medio de llamados urgentes a una reforma radical luego de la matanza de alumnos y docentes en una escuela secundaria de Florida el miércoles pasado. El asesino, de 19 años, adquirió legalmente un fusil de asalto con el que perpetró la matanza. Pudo adquirir el arma pese a tener antecedentes de violencia y desequilibrio mental.

"Mientras las discusiones están en curso y se están considerando revisiones, el presidente apoya los esfuerzos para mejorar el sistema federal de verificación de antecedentes", indicó en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. No sólo la masacre de Parkland presiona a Trump.Una encuesta de la Universidad de Quinnipiac en noviembre descubrió que el respaldo para las verificaciones universales de antecedentes ha alcanzado un récord histórico, con un 95 por ciento a favor.

Trump se ha visto sometido a una presión cada vez mayor para tomar medidas después de que el miércoles Nikolas Cruz, ex alumno de la escuela secundaria de Parkland, Florida, abriera fuego en el establecimiento educativo con un fusil de asalto AR-15 que compró legalmente. Mató a 17 personas, la mayoría adolescentes de 16 años o menos, e hirió a otras 14 personas.

Cruz, de 19 años, compareció ayer ante un tribunal de Fort Lauderdale, para una audiencia técnica en la que no habló. Fue su primera aparición pública desde que fue detenido. Con el mameluco anaranjado y las cadenas típicas en estos casos en EEUU, el joven apareció ante la jueza del tribunal.

El adolescente había obtenido la autorización para comprar su fusil, a pesar de tener antecedentes policiales.

Estudiantes que sobrevivieron al ataque han llamado a una marcha en Washington para exigir cambios en las leyes sobre de armas, desafiando a Trump y a la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

La vocero Sanders dijo que Trump ha hablado con los senadores Chris Murphy (demócrata) y John Cornyn (republicano), patrocinadores conjuntos de un proyecto de ley para establecer una base de datos nacional, exigiendo a los Estados y las agencias federales que informen con más frecuencia sobre delitos que impedirían que un individuo compre un arma. Ese sería el caso de Cruz, de haberse promulgado antes una ley de este tipo.

Se trata, no obstante, de una solución técnica limitada, que deja sin resolver el problema más amplio de las permisivas leyes de armas bajo la 2a Enmienda constitucional que protege el derecho a portarlas. Para la NRA y los conservadores republicanos, es un dogma innegociable, y en ella se escudan los partidarios de la libre tenencia de armas. Estos son muchos millones. Se trata de votantes que todos tratan con cuidado, incluidos muchos demócratas.

Pero la combinación de la nueva matanza y el cambio de clima que causó la llegada de Trump en enero de 2017, ha forzado al Capitolio a moverse. Normalmente en lados opuestos del debate sobre armas, republicanos y demócratas se unieron en noviembre, después de que un hombre irrumpiera en una iglesia de Texas para matar a 26 personas, en uno de las matanzas masivas más mortíferos de la nación.

Caso testigo

Ese tirador, Devin Kelly, pudo comprar armas a pesar de una condena por violencia doméstica que lo llevó a ser expulsado de la Fuerza Aérea y que, por ley, debería haberle impedido comprar o poseer armas de fuego. Pero la condena no estaba en el registro de verificación de antecedentes, lo que expone una gran debilidad en el sistema.

Después de matanzas anteriores, Trump ha hablado poco sobre las armas, centrándose en cambio en la salud mental de los tiradores. Tras el ataque del 1º de octubre en Las Vegas que dejó 58 muertos, un siniestro récord, sólo dijo: "Hablaremos de las leyes de armas con el paso del tiempo". El asesino de Las Vegas pudo matar a tanta gente porque compró un mecanismo, de venta legal, para transformar a los fusiles semiautomáticos en automáticos, capaces de disparar ráfagas.

Luego de la matanza en Parkland, Trump enfatizó en los problemas de salud mental, algo que indignó a los familiares de los fallecidos.

Chuck Schumer, líder demócrata del Senado, señaló que el presupuesto presentado por Trump reduce el dinero destinado al programa de verificación de antecedentes.

Ni siquiera una de las masacres más impactantes _el ataque de 2012 a una escuela primaria de Connecticut que dejó 20 niños y seis adultos muertos_ trajo grandes cambios legales. Y en ese momento los demócratas gobernaban con Barack Obama. Connecticut y un puñado de otros Estados endurecieron sus leyes de armas.

Pero hay indicios de que las medidas que Trump apoya podrían tener éxito. La NRA dijo ya el año pasado que "desde hace tiempo apoya la inclusión de todos los registros legítimos en el sistema nacional de verificación del registro penal".

Los defensores del control de armas también respaldan el proyecto de ley de Cornyn y Murphy.

"Este es un esfuerzo real y genuino de personas que no podrían estar más lejos el uno del otro", dijo un funcionario de la Coalición para Detener la Violencia con Armas.

Mientras, los apasionados pedidos de cambios por parte de los supervivientes del tiroteo de Parkland han mantenido el tema vivo. "Necesitamos hacer algo", dijo David Hogg, de 17 años, un superviviente del tiroteo. "El Congreso necesita superar sus sesgos políticos y trabajar para salvar las vidas de los niños", agregó.


Desafió a Oprah a que se presente

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró desafiante en Twitter ante una hipotética candidatura de la periodista estadounidense Oprah Winfrey. "Espero que Oprah se presente para que quede expuesta y sea derrotada como todos los demás", escribió el presidente. Trump se pronunció después de que Oprah apareciera en el programa "60 Minutes". Winfrey se mostró "muy insegura" en un debate con 14 invitados, según Trump. Winfrey habló en el programa con siete votantes de Trump y siete opositores sobre su primer año de presidencia. Desde que pronunció un discurso en los Golden Globe se especula con una posible candidatura de la periodista en 2020.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario