El Mundo

Trump abandonó el G-7 y retiróla firma del documento final

Se enojó con el premier canadiense y desde el avión ordenó la drástica decisión. "EEUU seguirá adelante, con el apoyo de sus amigos del G-7 o sin él"

Domingo 10 de Junio de 2018

El presidente Donald Trump abandonó por anticipado la cumbre del G-7, para ir a Singapur para su cita con el dictador norcoreano Kim Jong Un. Ya de viaje, Trump retiró el apoyo de Estados Unidos a la declaración final de la cumbre del G-7, en una pelea en la que acusó de ser deshonesto a Justin Trudeau, el premier canadiense que fue anfitrión de la reunión. La reacción de Trump terminó de arruinar la cumbre y pone aún más en duda el futuro del G-7, al menos mientras él siga al frente de EEUU.

"Basado en las falsas declaraciones de Justin (Trudeau) en su conferencia prensa y en que Canadá cobra masivas tarifas a nuestros granjeros, trabajadores y compañías, ordené a nuestros representantes no apoyar el comunicado" final del G-7, tuiteó Trump desde el avión que lo llevaba anoche a Singapur. Trump también reiteró su amenaza de imponer aranceles "a los autos que inundan el mercado estadounidense", decisión que apunta hacia Alemania, otro prominente miembro del G-7. Pero el blanco principal pareció el joven premier canadiense. "Trudeau fue tan manso y suave durante nuestras reuniones del G-7, sólo para dar una conferencia de prensa después de que me fui diciendo que, ‘las tarifas de EEUU fueron una especie de insulto y él no será empujado'. Muy deshonesto y débil. ¡Nuestras tarifas son en respuesta a la suya del 270 por ciento sobre los productos lácteos!" dijo Trump en otro tuit.

Previamente, y antes de dejar por anticipado la cumbre en Canadá, Trump había hecho vagas declaraciones sobre el progreso de las negociaciones comerciales en su rueda de prensa de despedida. Pero fundamentalmente le había declarado la guerra comercial al mundo y, muy especialmente a sus aliados del G-7. Los EEUU y sus amigos "seguirán adelante con el apoyo de las naciones del G-7 o sin él", afirmó Trump ante la prensa en la exclusiva localidad canadiense de La Malbaie. La cumbre del G-7 en Canadá pareció así ser abiertamente boicoteada por Trump, que dejó en duda el futuro de este gremio formado por su país, Alemania, Francia, Japón, Italia, Reino Unido y Canadá. Finalmente, salió un documento final de compromiso pero el brutal rechazo de Trump en Twitter a ese texto genérico y de compromiso aparecía anoche como un intento de castigo al joven gobernante canadiense. El premier canadiense había asegurado que impondrá "sin ninguna duda" represalias comerciales a Washington por su política arancelaria. En una intervención de media hora, Trump apuntó al consumo interno y a su electorado, entre el que su popularidad está subiendo. Como explicó Miles Kahler, analista del Consejo de Relaciones Exteriores "las acciones de Trump en comercio son muy populares en los lugares que le dieron la victoria electoral, como Pennsylvania o Michigan, donde es percibido como una persona que lucha por la gente" común, muy golpeada por la desindustrialización que han sufrido esos Estados a causa de la globalización. Además, Trump insistió en que Estados Unidos debe aplicar más aranceles comerciales a sus socios y que "si los demás países toman represalias estarán cometiendo un error". Agregó que otros países se han aprovechado de Estados Unidos en el ámbito comercial, "y eso va a parar, o dejaremos de tener comercio con ellos".

Trump rechazó las denuncias de que Estados Unidos está cada vez más aislado internacionalmente, atribuyéndolas a "noticias falsas", las famosas "fake news" de las que acusa a los principales medios de comunicación estadounidenses. Trump se esforzó en mostrar un tono conciliatorio. Las relaciones con otros países "son de un máximo nivel", insistió antes de dejar el G-7. "Yo diría que las relaciones son de un máximo nivel, tenemos excelentes relaciones", insistió Trump. Poco después llegaría el tuit contra Trudeau y la orden de no firmar el documento final de la cumbre.

Antes había reclamado que el G-7 permita el regreso de Rusia, que ha sido expulsada por haber invadido Crimea. El sábado, Trump participó en un desayuno enfocado en igualdad de género. Trump se fue de allí para irse a tomar su avión presidencial y viajar a Singapur para su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un. Desde los tuits de anoche enviados desde ese avión, el G-7 puede dejar de contar con uno de sus miembros: Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario