El Mundo

Tregua entre Israel y Hamas tras ocho días de combates

El Cairo/Gaza. — Israel y el grupo islamista Hamas acordaron ayer un cese del fuego mediado por Egipto para detener un conflicto armado de ocho días en torno a la Franja de Gaza, en el que...

Jueves 22 de Noviembre de 2012

El Cairo/Gaza. — Israel y el grupo islamista Hamas acordaron ayer un cese del fuego mediado por Egipto para detener un conflicto armado de ocho días en torno a la Franja de Gaza, en el que murieron más de 162 palestinos y cinco israelíes. Una serie de explosiones sacudieron a la ciudad de Gaza a medida que se acercaba el plazo para la entrada en vigencia de la tregua, y varios cohetes cayeron en la sureña ciudad israelí de Beersheba. Incluso después de que llegó la hora señalada, una decena de misiles desde Gaza cayeron sobre áreas despejadas de Israel, dijo un portavoz de la policía israelí.

Un cese efectivo de las hostilidades daría un respiro a cerca de 1,7 millón de palestinos tras días de feroces ataques aéreos y frenaría los ataques con cohetes desde Gaza que llegaron a Tel Aviv y Jerusalén. "Allahu akbar, (Dios es grande), querido pueblo de Gaza, ustedes ganaron", se escuchaba en altoparlantes de una mezquita en el enclave una vez que la tregua entró en efecto. "Ustedes han quebrado la arrogancia de los judíos", añadió.

Calles embanderadas. Quince minutos más tarde, animados festejos y fuego de armas sonaban en las oscuras calles de Gaza, que se cubrían gradualmente de banderas palestinas. Los líderes de Hamas dieron la bienvenida al acuerdo, lo llamaron un triunfo de la resistencia armada y agradecieron a Egipto por su rol como mediador.

Al anunciar el acuerdo en El Cairo, el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Mohamed Kamel Amr, dijo que los esfuerzos de mediación habían "resultado en entendimientos para detener el fuego, restaurar la calma y detener el derramamiento de sangre".

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, agradeció al nuevo presidente islamista de Egipto, Mohamed Mursi, sus esfuerzos en favor de la paz, diciendo que su gobierno asumió "responsabilidad y liderazgo" en la región.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que estaba listo para dar una oportunidad al cese del fuego, pero que podrían necesitarse "más medidas de fuerza" si éste fracasa, según un comunicado de su oficina. Obama, a su vez, reiteró el compromiso de su país con la seguridad de Israel y prometió buscar fondos para un programa conjunto de defensa antimisiles.

Compromiso. Según un texto del acuerdo, ambas partes deben detener todas las hostilidades. Israel debe abstenerse de llevar a cabo incursiones y ataques contra individuos, mientras que todas las facciones palestinas deberían cesar el lanzamiento de cohetes y ataques transfronterizos. El acuerdo también estipula que se suavicen las restricciones israelíes a los residentes de Gaza, quienes viven en lo que el premier británico, David Cameron, ha llamado una "prisión abierta". El texto dice que los procedimientos para implementar esto se "abordarían después de 24 horas del comienzo del cese del fuego". Fuentes israelíes dijeron que Israel no levantaría un bloqueo del enclave que aplicó después de que Hamas, que rechaza el derecho a existir del Estado hebreo, ganó la elección palestina en 2006.

El cese del fuego se logró a pesar del estallido de un colectivo que dejó más de 20 israelíes heridos en Tel Aviv por la mañana (ver aparte), y pese a que ataques aéreos israelíes mataron a más de 10 palestinos de Gaza.

La ofensiva. En Gaza, Israel atacó más de 100 blancos, incluido un grupo de edificios gubernamentales de Hamas. Autoridades sanitarias dijeron que había un niño de 2 años entre los muertos. Israel ha realizado más de 1.500 ataques aéreos desde que lanzó la ofensiva con la muerte de un importante comandante de Hamas, con el objetivo declarado de disuadir a Hamas de los ataques con cohetes que han trastornado la vida en los pueblos del sur del país. Unos 146 palestinos, más de la mitad de ellos civiles y entre ellos 36 niños, murieron durante la ofensiva israelí en Gaza. A la vez, casi 1.400 cohetes han sido lanzados hacia Israel matando a cuatro civiles y un soldado, dijo el ejército.

Mediación. Egipto, un aliado de larga data de Estados Unidos que actualmente tiene un gobierno islamista después de que Hosni Mubarak fue derrocado el año pasado, asumió un papel principal en los esfuerzos por detener la matanza, utilizando su situación privilegiada de poder hablar directamente con ambas partes. "Este es un momento crucial para la región. El nuevo gobierno de Egipto está asumiendo la responsabilidad y el liderazgo que por largo tiempo han hecho de este país un puntal de la paz y estabilidad regionales", aseveró Clinton.

A su vez, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró la tregua, y confió en que el alto el fuego sea "duradero". Hubo también declaraciones similares de Francia y la Unión Europea.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario