El Mundo

Tras la salida de Berlusconi, Mario Monti formará el nuevo gobierno de Italia

El ex comisario de la Unión Europea  aceptó el mandato “con reservas”, si bien aún no precisó a qué reservas hace referencia, y destacó que trabajará con “urgencia” para formar un gobierno centrado en “los esfuerzos por resolver la situación financiera (de Italia) y promover el crecimiento (económico) con foco en la equidad social”.  

Domingo 13 de Noviembre de 2011

Roma.- El ex comisario de la Unión Europea Mario Monti fue designado hoy por el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, como quien tendrá a su cargo la formación de un nuevo gobierno que ocupe el lugar dejado por el primer ministro saliente Silvio Berlusconi, informaron fuentes oficiales.

Monti aceptó el mandato “con reservas”, si bien aún no precisó a qué reservas hace referencia, y destacó que trabajará con “urgencia” para formar un gobierno centrado en “los esfuerzos por resolver la situación financiera (de Italia) y promover el crecimiento (económico) con foco en la equidad social”.

Italia debe volver a ser “un elemento de fortaleza y no de debilidad” en la Unión Europea, destacó.
Este domingo, el jefe de Estado Napolitano mantuvo conversaciones con los diversos líderes partidarios antes de hacer anuncio de la designación.

Se considera que el economista Monti contará con suficiente respaldo en ambas Cámaras para formar un “gobierno de especialistas”. Italia, tras la dimisión de Berlusconi este sábado, busca formar cuanto antes un nuevo gobierno que lidere la salida del país de la crisis para dar además señales de confianza a los mercados antes de su reapertura este lunes.

Tal como estaba anunciado, Berlusconi presentó su renuncia después de que la Cámara de diputados aprobara el paquete de ahorro exigido por la UE. Ahora es necesario ganar la “carrera contra el tiempo”, escriben los medios italianos. Se espera que Monti presente a Napolitano la posible lista de miembros del nuevo gabinete en pocas horas.

La propuesta luego deberá ser aprobada por el Parlamento, tanto por la Cámara baja como por la alta, y el proceso podría quedar concluido este jueves.

Pier Luigi Bersani, líder del principal partido de la oposición de centroizquierda, el Partido Democrático, agradeció a Napolitano su actuación en esta transición. “La crisis es seria y no tenemos tiempo que perder”, dijo Bersani, cuya agrupación respaldaba la candidatura de Monti.

Pero no todas son voces de aliento y de respaldo: Berlusconi hizo saber a través de Angelino Alfano que su apoyo a Monti dependerá del programa y de la composición del futuro gobierno, que no debe estar integrado por personas “hostiles” a la coalición saliente, advirtió.

La expectativa está puesta en la rápida formación de un gabinete de expertos que logre sacar al país de la incertidumbre política y económica. Se espera que Monti forme un gabinete integrado por tecnócratas independientes, incluyendo economistas y académicos, que guíen a Italia hasta las próximas elecciones generales en 2013.

El socio menor del gobierno saliente, la Liga del Norte, que ha instado a que se convoquen nuevas elecciones, dijo que se opondría a un nuevo gobierno. Sin embargo, la agrupación no cuenta con una cantidad suficiente de bancas para bloquear su aprobación en el Parlamento.

En lo que fueron sus primeras declaraciones tras abandonar el cargo, Silvio Berlusconi defendió su gobierno. “Estoy orgulloso de lo que hicimos en estos tres años y medio marcados por una crisis (económica) internacional sin precedentes”, dijo Berlusconi en una carta enviada al secretario nacional de La Destra, un pequeño partido de derecha italiano.

Berlusconi, que fue tres veces primer ministro italiano, aseguró que la caída de su gobierno se debía al “mezquino chantaje” de los diputados que abandonaron las filas de su coalición conservadora. En un mensaje emitido por la televisión local, el ex jefe de gobierno aseguró que quiere cumplir “con un nivel de compromiso doble” con sus tareas en el Parlamento y destacó que lo principal es la renovación de Italia, por lo que no cejará en sus esfuerzos políticos hasta que esto haya sido logrado.

Italia, destacó, debe realizar las reformas necesarias y dar señales de unidad para rescatar el euro y la Unión Europea. El premier saliente comentó que su “amor y pasión por Italia” están incólumes, pero que los silbidos y las ofensas que los acompañaron este sábado hacia la dimisión lo habían entristecido.

La revista “Famiglia Cristiana”, que en el pasado criticó a “Il cavaliere” por los escándalos sexuales con prostitutas y menores, escribió que la salida del premier “no debería ser acompañada de risas” porque el país atraviesa “momentos dramáticos”.

Este domingo por la mañana, Monti concurrió a misa junto con su mujer, lo que alentó la comparación en los medios locales entre su comportamiento y el del premier saliente.

El viernes, los mercados habían reaccionado en forma positivia a las especulaciones sobre un gobierno liderado por el economista. La Unión Europea saludó este domingo la designación y destacó que su nombramiento no hará cambiar la vigilancia económica de Italia acordada con la UE. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario