El Mundo

¿Títere del carismático líder obrero o político con visión propia?

El poder de Lula sobre el partido y su electorado, las frecuentes visitas de Haddad a su celda de Curitiba (sur) y el empeño de su entorno en recordar que "Lula es candidato con el nombre de Haddad", han llevado a muchos a preguntarse si el ex alcalde de San Pablo no será un títere de Lula.

Jueves 13 de Septiembre de 2018

El poder de Lula sobre el partido y su electorado, las frecuentes visitas de Haddad a su celda de Curitiba (sur) y el empeño de su entorno en recordar que "Lula es candidato con el nombre de Haddad", han llevado a muchos a preguntarse si el ex alcalde de San Pablo no será un títere de Lula. "En la primera vuelta Haddad va ser la voz de Lula, para mantener un electorado cautivo, pero en la segunda, la tendencia es que gane autonomía y muestre su perfil más moderado dentro del PT", explicó Thomaz Favaro, analista político para Brasil de Control Risk, una consultora de gestión de riesgos. Especialmente si compite con Jair Bolsonaro, pues tendrá que convencer a votantes de centro y centroderecha, muchos de ellos visceralmente anti-PT.

Quienquiera que resulte electo presidente de Brasil heredará un país con una creciente deuda, un tímido crecimiento económico y elevado desempleo, que según muchos economistas deben tratarse con severos ajustes fiscales. "Cualquier candidato que sea electo tendrá una dificultad enorme para gobernar. Haddad tendría que encontrar un equilibrio entre su espíritu más conciliador y su partido, que tiene un programa más radicalizado que en elecciones pasadas", agrega.

Pero la historia más reciente de América latina sugiere que la palabra delfín puede ser sinónimo de tensiones y de traición entre viejos aliados de un mismo partido, como ocurrió en Ecuador entre el presidente Lenín Moreno y su mentor Rafael Correa o en Colombia entre los ex presidente Alvaro Uribe y Juan Manuel Santos.

O entre aliados, como sucedió en Brasil en 2016 con la destitución por el Congreso de Dilma Rousseff, reemplazada por el actual presidente Michel Temer, por entonces su vicepresidente. Pero para Secco "es muy difícil" que algo de ese tipo ocurra entre Lula y Haddad. "Lula constituyó algo como el peronismo en Argentina y tiene un carisma mucho mayor y un partido mucho más fuerte" que los existentes en Colombia o Ecuador", explica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});