El Mundo

Tercera huelga nacional en Nicaragua en reclamo de la libertad de presos políticos

La Alianza Cívica también exige al gobierno la reanudación del diálogo nacional.

Sábado 08 de Septiembre de 2018

Nicaragua amaneció ayer virtualmente paralizada debido a una huelga nacional de 24 horas convocado por la opositora Alianza Cívica para exigir la puesta en libertad de unas 400 detenidas por protestar contra el gobierno de Daniel Ortega, según constataron medios de prensa locales. Supermercados, cines, restaurantes y sucursales bancarias cerraron sus puertas desde tempranas horas en Managua, la capital, donde las calles, avenidas y terminales de colectivos quedaron vacías a raíz del paro.

   Varias escuelas y colegios privados también suspendieron las clases, pese a que el Ministerio de Educación ordenó a los centros educativos públicos y privados trabajar normalmente, igual que el resto de entidades del Estado. La Alianza Cívica, formada por estudiantes, empresarios y sociedad civil, convocó el jueves el paro "por la liberación de los presos políticos". Según datos de la coalición, de casi 400 detenidos, más de 130 ya han sido procesados por graves delitos, incluyendo terrorismo y crimen organizado.

   El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), integrado a la Alianza, emitió un comunicado de apoyo a la protesta y exhortó a sus afiliados a respaldarla, saliendo al paso a críticas de sectores sociales que le exigen "más beligerancia" contra el gobierno. Si bien el paro era de 24 horas, grupos de "autoconvocados" publicaron anuncios en redes sociales invitando a la población a extenderlo durante el fin de semana, en señal de "desobediencia civil". Esta es la tercera huelga nacional desde que comenzó el conflicto. Las otras se realizaron en junio y julio y fueron convocadas con varios días de anticipación.

   La Alianza Cívica también exige al gobierno la reanudación del diálogo nacional, suspendido desde el 9 de julio. De acuerdo con ONG de derechos humanos, la acción policial y de paramilitares durante la crisis dejó hasta 481 muertos y más de 3.000 heridos, pero el Gobierno solo registra 198 muertes.

   Una manifestación similar el 14 de junio pasado sirvió para que Ortega permitiera el ingreso a Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), tras 11 años de negativa.

El paro es la segunda de las tres grandes manifestaciones organizadas, que comenzaron el jueves con marchas y continuarán hoy con una caravana de automóviles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});