El Mundo

Tensión en un pueblo al norte de París, donde se atrincheran los sospechosos del atentado

 Hay francotiradores en los techos, helicópteros sobrevuelan la zona y las calles están desiertas. Los hermanos Kouachi, presuntos terroristas, están refugiados en una imprenta y tienen un rehén.

Viernes 09 de Enero de 2015

 El pueblo de Dammartin-en-Goële, al noreste de París en el que se atrincheraron los sospechosos del atentado contra Charlie Hebdo, estaba el viernes en estado de sitio, con francotiradores en los tejados, el sobrevuelo de helicópteros y trabajadores enclaustrados.

En esa  localidad de 8.000 habitantes, cercana al aeropuerto internacional de París-Roissy, las calles estaban desiertas, los comercios cerrados y los accesos por carretera cerrados por las fuerzas del orden.

Los hermanos Said y Cherif Kouachi, identificados por las autoridades como autores del ataque a Charlie Hebdo que dejó doce muertos el miércoles, se atrincheraron en los locales de una imprenta, donde retienen un rehén.

“Mi hija me dijo: Mamá, no tengas miedo, estamos bien protegidos. Ella está tranquila, pero yo tengo miedo, demasiado miedo”, declara entre sollozos una mujer de 60 años cuya hija trabaja en una tienda de alimentación “en la zona en la que escondieron los terroristas”, dice.

“La empresa en la que trabaja está protegida por el GIGN [una unidad de élite de la gendarmería francesa]). Les dijeron que apaguen las luces y que se encierren”, explica.

Situada al lado de una zona de bosque, la zona industrial de Dammartin es una enorme área de almacenamiento y actividad económica, con numerosos edificios de diversas empresas, todos junto a la carretera nacional.

“Tenemos francotiradores en el techo [...] Nuestros trabajadores están protegidos en el interior por cordones de policía”, declaró Marcel Bayeul, un sindicalista del grupo de logística Kuehne Nagel, que tiene un local en la zona.

Están “en la imprenta de enfrente, una empresa muy pequeña”, añadió.

La alcaldía de Dammartin pidió en su web a los habitantes que se queden en sus casas. Los que podían ser evacuados lo fueron.

Varios colegios del sector, entre ellos dos de Dammartin-en-Goële, están siendo evacuados. Los alumnos de los dos últimos, una escuela primaria y una preescolar, “es decir 200 alumnos, van a ser trasladados al gimnasio de la localidad, donde los padres podrán ir buscarlos”, informó la alcaldía.

La policía “rastreó la zona y nos hizo evacuar [...] Nos dijeron que lleváramos solamente ropa de abrigo para estar fuera”, contó Stéphane, empleado de una empresa del sector.

“Entonces empecé a sentir pánico, porque no sabemos donde están”, dijo, aludiendo a los dos sospechosos.

Antes de atrincherarse, los dos yihadistas, armados con kalachnikovs y un lanzacohetes asaltaron a un automovilista, que los reconoció. Luego hubo un tiroteo cuando fueron localizados en un retén de la policía, según fuentes policiales.

“Cinco helicópteros sobrevuelan la zona. Varios policías bajaron con cuerdas hasta el depósito. Fue ahí donde oímos disparos”, cuenta Patrick Snakowski, un agricultor cuya granja se encuentra cerca.
Según él, fue entonces que los dos sospechosos se trasladaron a pie hasta la imprenta.

“Toda la zona está rodeada, recibimos la consigna de permanecer en nuestras casas. Oímos los helicópteros, ahora hay uno en vuelo estacionario encima de mi casa. Estoy preocupado porque intento contactar con mi hijo, que trabaja en la zona industrial, pero no lo logro”, explica Michel Carn, habitante de Dammartin cuya casa se encuentra a 600 metros de la imprenta.

“Las ambulancias están ahí, todo el mundo está en su lugar”, declaró uno de los ediles del pueblo. “Espero que no tengamos que utilizar las ambulancias”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS