El Mundo

Temer apartó al equipo de investigadores del caso Lava Jato

El Ministerio de Justicia dio por terminado el trabajo de los policías federales que colaboraban con el juez Moro en la megacausa

Viernes 07 de Julio de 2017

El gobierno del cuestionado presidente de Brasil Michel Temer asestó un duro revés al equipo de investigadores de la operación Lava Jato, al dar por terminado el trabajo del equipo de la Policía Federal destinado a colaborar con el juez Sergio Moro y los fiscales federales de la ciudad de Curitiba, en el estado de Paraná. Esos policías fueron clave en la investigación del escándalo de corrupción, que afecta a toda la clase política. El gobierno también desarmó al equipo investigador de otro megafraude de frigoríficos exportadores. El anuncio fue realizado a través de un comunicado de la Policía Federal, cuya organización depende del Ministerio de Justicia, en medio de la disputa entre Temer y el fiscal general, Rodrigo Janot, quien denunció al mandatario por corrupción.

El cambio "pretende darle aún más prioridad a las investigaciones de mayor potencial de daño al erario público, ya que habrá un aumento de los efectivos especializados en el combate a la corrupción, el lavado de dinero y el intercambio de información", dice el comunicado. La Policía Federal detuvo el lunes por corrupción a Geddel Vieira Lima, ex ministro de Temer y consejero de su círculo íntimo, lo cual aumentó la tensión en un gobierno que debe buscar votos en la Cámara de Diputados para intentar bloquear la votación sobre la denuncia en su contra.

Además de la Operación Lava Jato, también fue desactivado el equipo especial destinado a la operación "Carne Débil", que desarticuló un enorme sistema de fraudes en la supervisión de los frigoríficos, incluido el poderoso JBS, cuyo dueño denunció a Temer y lo involucró con una grabación que dejó muy mal parado al presidente brasileño. "Con el nuevo sistema de trabajo, ningún comisario de la Lava Jato tendrá aumento de carga de trabajo, sino que será reducida en función de nuevas autoridades", explicó el comunicado oficial.

Las investigaciones pasan a ser coordinadas ahora por la Comisaría de Combate a la Corrupción y al Desvío de Dinero Publico (Delecor, por sus siglas en portugués). "La fuerza de trabajo de la Policía Federal en la operación Lava Jato dejó de existir. No hay fondos para traer más delegados", lamentó el fiscal Carlos Fernando Santos Lima, del equipo del famoso escándalo. Y poco después todo el equipo de fiscales del Java Jato se pronunció públicamente. "La medida es un evidente retroceso. El Ministerio Público espera que sea revisada", declararon todos los fiscales del equipo que investigan el complejo caso Lava Jato.

Movidas políticas

La decisión se produjo en medio de fuertes movimientos políticos que han posicionado la figura del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, del derechista Partido Demócratas, primero en la línea sucesoria. Temer debe someterse a una votación en la Cámara baja sobre la denuncia de Janot ante el Tribunal Supremo en su contra. Si dos tercios admiten la acusación, el presidente sería destituido y el primer cargo del país quedaría en manos de Rodrigo Maia. Temer sería en ese caso suspendido por seis meses. En tanto, ahora Brasil es gobernado interinamente por Eunicio Oliveira, titular del Senado, ya que Temer viajó al G-20 en Alemania y Maia se encuentra en la Argentina.

Además del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Temer es sostenido por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) de Aécio Neves y el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, entre otros dirigentes, pero este partido aparece dividido en la Cámara de Diputados. "Temer es impopular, perdiendo su gran conquista, que es el apoyo del Congreso. Para muchos es insostenible", comentó el senador del PSDB Cassio Cunha Lima, vicepresidente de la Cámara alta. Un veterano diputado del PMDB, Jarbas Vasconcelos, ya anunció que no votará para defender a Temer en la votación, que debe ocurrir a fines de julio o comienzos de agosto.

El crecimiento de la figura de Maia fue motivo de un editorial del diario O Globo, que es un crítico de Temer desde que en mayo se reveló una grabación en la cual el presidente supuestamente avala sobornos en un diálogo con Joesley Batista, uno de los dueños del frigorífico JBS. Esa información, publicada por O Globo, dañó irreversiblemente la imagen ya deteriorada del presidente Temer. Pero a su vez, Maia, hoy "número dos" del país, fue denunciado por ex ejecutivos del grupo Odebrecht como destinatario de dinero ilegal para campañas o sobornos.El jefe de la Cámara de Diputados constaba, bajo el seudónimo "Botafogo", su club de fútbol, en la lista del "Departamento de Sobornos" que había institucionalizado Odebrecht.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS