El Mundo

Soldados israelíes reconocen abusos y crímenes contra civiles palestinos

Tel Aviv.— Los testimonios de soldados israelíes sobre los abusos contra civiles palestinos durante la reciente incursión militar en la Franja de Gaza causaron conmoción en el país, y además llevaron al ejército a anunciar una investigación.

Viernes 20 de Marzo de 2009

Tel Aviv.— Los testimonios de soldados israelíes sobre los abusos contra civiles palestinos durante la reciente incursión militar en la Franja de Gaza causaron conmoción en el país, y además llevaron al ejército a anunciar una investigación.

Según publicó el diario Haaretz, los soldados rindieron testimonio el mes pasado durante una asamblea en una academia militar, en la que revelaron una aplicación muy laxa de los reglamentos respecto a la realización de disparos contra civiles. Varios soldados aseguraron que tenían órdenes permisivas de disparar contra todo el mundo, incluyendo mujeres y niños.

Uno de los comandantes hizo referencia, por ejemplo, a la orden de disparar a una anciana palestina, que salió a la calle a unos 100 metros de distancia de un puesto de control israelí. El oficial habló de un "asesinato a sangre fría". Otro militar narró cómo un tirador de elite abatió a una mujer y sus dos hijos, después de que entraran por error a una calle distinta de la que le habían indicado los soldados que la habían desalojado de su casa. "No creo que (el tirador) se sintiera mal, porque desde su punto de vista estaba actuando de acuerdo con el reglamento", precisó. "Yo no sé si era sospechosa o no", contó por su parte otro soldado israelí respecto a la muerte de una mujer tiroteada por las fuerzas israelíes en una calle principal. "No conozco su historia, sólo sé que mis superiores enviaron gente al tejado para que la eliminara", relató.

Según uno de los oficiales, entre las fuerzas israelíes impera la impresión de que "la vida de los palestinos es mucho, mucho menos importante que la de nuestros soldados", continuó. A menudo, los efectivos disparaban a ciegas y sin advertencia previa cuando tomaban las casas de los palestinos por asalto, agregó.

"Por pura diversión". "Los superiores nos dijeron que estaba bien hecho, porque todo el que se queda en la casa es un terrorista", narró también un soldado en la academia. "Yo no lo entendía, ¿a dónde podían haber huido si no?", dijo el soldado, que especificó que muchos otros soldados opinan lo mismo, ya que consideran que "toda persona en Gaza es un terrorista".

"Podemos decir todas las veces que queramos que somos moralmente superiores, pero sobre el terreno eso no es así, simplemente", dijo además el mismo soldado. Muchos compañeros destruían las cosas de los palestinos de manera arbitraria, contó, "por pura diversión".

Otro militar sintetizó: "En Gaza hicimos cosas que días antes ni imaginábamos".

El director de la academia, Danny Samir, se mostró consternado durante la reunión. "Para nosotros fue un verdadero shock", dijo. La organización israelí Rabinos por los Derechos Humanos calificó lo ocurrido como un "tsunami moral", e instó a rendir luto y penitencia a nivel nacional.

Bajo la lupa. Las declaraciones difundidas ahora por los medios de comunicación aparecieron esta semana en una publicación para graduados de la academia. El ejército anunció ayer que el fiscal general militar, Avichai Mendelblit, encargó a la policía militar investigar las acusaciones. Según un portavoz militar, "se examinarán los sucesos narrados en la asamblea".

Durante la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza, de tres semanas de duración, murieron 1.434 palestinos y otros 5.303 resultaron heridos, según el Centro Palestino de Derechos Humanos. Entre las víctimas mortales se encontraban 960 civiles, afirmó la organización en un informe publicado la semana pasada.

Con la ofensiva, Israel pretendía frenar los lanzamientos de cohetes palestinos contra ciudades israelíes próximas a la Franja. Sin embargo, dichos ataques continúan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario