El Mundo

Snowden huyó de Hong Kong y viaja hacia Ecuador desde Moscú

Un escape cinematográfico. Con ayuda de la plataforma Wikileaks el ex espía logró eludir el pedido de captura y extradición de los Estados Unidos. Se fue en un vuelo ruso.

Lunes 24 de Junio de 2013

El ex agente de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden aterrizó en Moscú procedente de Hong Kong. Snowden continuará viaje a Ecuador, donde recibirá asilo político. La plataforma Wikileaks lo ayudó en su inesperada fuga de Hong Kong, ciudad autónoma de China que previamente había rechazado un pedido de arresto y extradición de Estados Unidos. Snowden, autor de filtraciones que evidenciaron cómo los servicios estadounidenses chequeaban datos privados, tanto de telefonía como de internet, se uniría a la lista de protegidos de Ecuador, que ya dio asilo al líder de esta plataforma digital Julian Assange. Este vive en su embajada en Londres.

La solicitud de asilo al gobierno de Ecuador fue confirmada tanto por el ministro de Exteriores Ricardo Patiño como por Wikileaks. "El gobierno de Ecuador ha recibido solicitud de asilo de parte de Edward Snowden", dijo Patiño en castellano y en inglés a través de su cuenta de Twitter. La plataforma de filtraciones Wikileaks, que apoya a Snowden en su intento por evitar ser juzgado en Estados Unidos —que lo acusa de cargos gravísimos, como "traición"— también informó que Snowden se encuentra "en camino seguro" hacia Ecuador, acompañado por diplomáticos y asesores de Wikileaks.

Poco después Estados Unidos instó a Ecuador a no conceder el asilo, e urgió igualmente a Venezuela y Cuba, que se barajaban como posibles destinos de Snowden, a negarle el ingreso en caso de que este se dirigiera hacia allí. Además Estados Unidos anuló la validez del pasaporte del acusado de espionaje.

Pero todo le sale mal a Estados Unidos hasta ahora. Hong Kong, donde se refugió Snowden tras revelar los programas de vigilancia, no aceptó la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos, aduciendo motivos legales. El gobierno estadounidense reaccionó en tono moderado a la negativa: "Fuimos informados por las autoridades de Hong Kong de que Snowden salía de Hong Kong hacia un tercer país", dijo Nanda Chitre, portavoz del Departamento de Justicia. De inmediato Snowden decidió viajar de Hong Kong a Moscú, donde aterrizó ayer en un vuelo de la aerolínea rusa Aeroflot. Según medios locales se reunió en la zona de pasajeros en tránsito con el embajador local de Ecuador, Patricio Chávez. La televisión rusa mostró imágenes del coche diplomático con la bandera del país sudamericano mientras decenas de periodistas intentaban entrevistar en el aeropuerto a los pasajeros del vuelo. Les mostraban imágenes de Snowden para saber si lo habían visto a bordo.

La agencia Interfax indicó que Snowden no podría abandonar el aeropuerto ruso por no disponer de la visa correspondiente. Pero Aeroflot confirmó que tiene previsto viajar con el próximo vuelo, es decir, hoy por la tarde, hacia Cuba. De allí viajaría a Ecuador.

El ex juez español Baltasar Garzón declaró que está asesorando al ex empleado de los servicios secretos estadounidenses para que se preserven sus derechos "como persona. Lo que se le está haciendo al señor Snowden y al señor Julian Assange por revelar o facilitar la revelación de datos de interés público, es un asalto contra la gente", señaló Garzón en un comunicado.

Furia norteamericana.En Estados Unidos ayer había una furia indisimulable hacia la nueva jugada exitosa de Snowden. El influyente senador demócrata Charles Schumer dijo que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, sabía y habría aprobado el vuelo de Snowden al Moscú, y que creía que Pekín había estado involucrado. Agregó que eso "tendrá serias consecuencias" para una relación ruso-estadounidense ya tensa por Siria y los derechos humanos. "Putin siempre parece casi ansioso por meter un dedo en el ojo de Estados Unidos, ya sea Siria, Irán y ahora por supuesto con Snowden", comentó Schumer en CNN. "Queda por ver cuánta influencia tuvo Pekín sobre Hong Kong.Tengo al presentimiento de que aquí estuvo involucrada la mano de Pekín", añadió. "La caza continúa", señaló a su turno la senadora por California Dianne Feinstein, titular del Comité de Inteligencia del Senado. Feinstein dijo que se había enterado de que Snowden podía tener en su poder más material para filtrar. "Podría tener mucho, mucho más. Podría realmente poner a gente en peligro".

En tanto, las revelaciones de Snowden han generado fricciones en las relaciones chino-estadounidenses, que ya venían tensionadas por el espionaje chino online. La agencia estatal china tildó a Estados Unidos del "mayor bellaco de nuestro tiempo". Estados Unidos debería hacer primero "borrón y cuenta nueva" en cuanto a sus ataques informáticos. "Deben una explicación a China y otros países a los que han espiado", afirmó un editorialista de la agencia Xinhua.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario