El Mundo

Siria: un atentado suicida en la capital Damasco dejó 26 muertos

El régimen acusó a "terroristas" no identificados y la oposición apuntó al propio gobierno. La explosión destrozó un ómnibus de la policía. La Liga Arabe delibera qué hacer con el caso sirio.

Sábado 07 de Enero de 2012

Damasco. - Una explosión sacudió una transitada intersección en el centro de la capital siria, alcanzó a un ómnibus de la policía y dejó al menos 26 muertos y 63 heridos, en lo que según las autoridades fue el segundo ataque suicida en dos semanas. El régimen autoritario sirio culpó a "terroristas" por la acción, mientras los opositores acusaron al propio gobierno, que de esta manera hallaría una excusa para sostener la represión que inició en marzo pasado. De hecho, ayer el régimen no tardó en hablar de aplicar "un puño de acero" sobre los autores del ataque, el segundo que se ha registrado en la capital siria en dos semanas.

El ómnibus de la policía quedó perforado por metralla y con sagre en los asientos, mientras que en la calle también había charcos de sangre tras la detonación, que ocurrió exactamente dos semanas después que dos bombas contra agencias de inteligencia en la capital mataran a 44 personas.

Observadores. Los atentados representan un drástico aumento en la violencia en momentos en que observadores de la Liga Arabe recorren el país para investigar la represión del régimen del presidente Bashar Assad contra la sublevación popular que comenzó hace 10 meses. Ayer los observadores visitaron el hospital donde fueron internados los 63 heridos que dejó el atentado.

Un atacante suicida "se hizo detonar con el objeto de matar a la mayor cantidad posible de gente", dijo el ministro del Interior, Mohamed Shaar. La televisión siria mostró a residentes y paramédicos que transportaban restos humanos, sosteniéndolos para que la cámara los grabara. La explosión dañó un cuartel de la policía cercano, y dejó sangre y trozos de carne en las calles, según un reportero de Associated Press en el lugar. La policía acordonó el área.

La cifra de muertos llegó a 26 personas, informó Sana, la agencia noticiosa estatal. Muchos de los muertos son civiles, agregó la agencia, y faltaba indentificar a al menos 15 de las víctimas fatales.

En un indicio de cuánto se ha polarizado Siria, la oposición ha cuestionado las afirmaciones gubernamentales de que los ataques son obra de "terroristas", y asevera que el régimen podría estar detrás de la violencia, con el fin de erosionar el apoyo popular a la sublevación y mostrarle al equipo de observadores árabes que es víctima del violento caos que afecta al país.

¿Terroristas? Desde hace tiempo el gobierno afirma que la agitación en Siria no es una sublevación popular sino labor de "terroristas" y de bandas armadas con apoyo extranjero. Sin embargo, en amplias regiones del país, la sublevación presenta características masivas y de repudio a un régimen que se prolonga desde 1970, cuando la familia Assad tomó el poder. Los Assad pertenecen a la minoría alauita, mientras la gran mayoría de los sirios es islámico sunita. Este sector ha sido apartado de los puestos de poder del régimen, que domina todos los resortes, tanto en el Estado como en el exiguo sector privado.

La oposición no ha presentado evidencia que respalde sus acusaciones, y nadie salvo las autoridades sirias pueden investigar los estallidos. Un portavoz del Consejo Nacional Sirio, un organismo que agrupa a varias instituciones de la oposición, pidió una investigación independiente. "Es una continuación del juego sucio del régimen a medida que intenta distraer la atención de las protestas masivas", denunció Omar Idilbi. "Pedimos que un comité internacional independiente investigue estos delitos que creemos que el régimen planeó y efectuó".

Debate clave. El ministro del Interior sirio dijo su gobierno respondería con "mano de hierro" a lo que describió como una "escalada terrorista". La explosión ocurrió antes de una reunión de la Liga Arabe prevista para el domingo en El Cairo para analizar los resultados obtenidos por su misión de observadores en Siria. La reunión podría decidir si la misión seguirá adelante o remitirá el caso sirio al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, allanando el camino para algún tipo de acción internacional. El jefe de la Liga Arabe, Nabil Elaraby, dijo que había enviado un mensaje al líder de Hamas en Damasco, Khaled Meshaal, para que reclame al gobierno sirio que detenga la represión. Meshaal es aliado de Assad, al igual que el régimen extremista islámico de Irán. La Liga está dividida entre quienes desean terminar la misión y denunciar a Assad ante la ONU y quienes al contrario tienden a proteger al dictador sirio. Según estimaciones de Naciones Unidas, la represión desatada por el régimen sirio ha causado más de 5000 muertos desde que estalló la rebelión democrática hace más de 10 meses.

De lesa humanidad. Para muchos observadores y organismos de derechos humanos, el régimen ha cometido numerosos crímenes de lesa humanidad, como el uso masivo de armas pesadas contra manifestantes civiles, sitiar ciudades a las que les corta la luz y el agua durante días antes de asaltarlas con tanques y artillería, y otras acciones de similar gravedad.

El régimen responde que sólo trata de combatir a "terroristas", pero lo cierto es que durante los primeros seis a ocho meses de rebelión no existía ninguna resistencia armada. Posteriormente, militares desertores que se negaron a participar de la represión conformaron una guerrilla, relativamente fuerte en algunas regiones tradicionalmente hostiles al régimen de Assad. Se cree asimismo que Turquía, que tiene una extensa frontera con el norte de Siria, puede estar dando algún apoyo a esta guerrilla, además de haber asilado a miles de civiles que huyeron de la represión en su país.

Apoyo ruso

Dos naves de guerra rusas arribarían hoy a Siria, según la agencia estatal Itar-Tass. La visita naval es vista como una muestra de poder y a la vez de apoyo de Moscú al gobierno de Bashar Assad. El destructor Almirante Chabanenko y la fragata Yaroslav Mudry deberían atracar en el puerto sirio de Tartus. Los buques son parte de una escuadra rusa que se encuentra actualmente en el Mediterráneo oriental. Tartus es una de las pocas bases de Rusia en el extranjero. Rusia mantiene su apoyo al cada vez más aislado Assad. La postura de Rusia está basada en su renuencia a perder uno de sus pocos bastiones en Medio Oriente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS