El Mundo

Siria bombardea un distrito en el que viven 400 mil civiles

Desde el domingo las bombas del régimen causaron al menos 403 muertos, entre ellos muchos niños. Rusia frenó un alto el fuego en la ONU.

Viernes 23 de Febrero de 2018

La artillería del régimen sirio disparó intensamente contra la región de Ghouta Oriental, continuando con los bombardeos que desde el domingo causaron la muerte de por lo menos 403 civiles, entre ellos numerosos niños. A pesar de múltiples llamados a un alto el fuego, el régimen sirio continuó con los bombardeos, preparatorios de una ofensiva terrestre contra este enclave rebelde cercano a Damasco en el que viven en condiciones extremas unas 400.000 personas.

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó a "cesar la masacre" en Siria y el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió una tregua inmediata en el enclave convertido en un "infierno". Varias ONGs dijeron estar horrorizadas por la amplitud de los bombardeos, de una violencia inédita aún para la guerra siria, iniciada en 2011.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió en la sede central de Nueva York a debatir un proyecto de resolución para establecer una tregua de 30 días que permita el acceso a Ghouta Oriental. Pero Rusia vetó la iniciativa, dando así lugar a la continuación de su aliado sirio contra Ghouta Oriental, último enclave de los opositores al régimen del dictador Bashar Assad. El embajador de Rusia, Vasily Nebenzia, admitió que "no hubo acuerdo entre los 15 miembros del organismo". Pero la mayoría de los 15 miembros del Consejo habían dado su apoyo a una propuesta suizo-kuwaití que llamaba a un cese del fuego de 30 días en toda Siria, garantizaba acceso a los convoyes humanitarios, permitía evacuaciones médicas de emergencia y el levantamiento de los bloqueos en cuatro zonas específicas, incluyendo Ghouta Oriental. Rusia la rechazó.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, había dicho antes que su país estaba "dispuesto a examinar" el texto bajo "algunas condiciones".

Ayer, una lluvia de cohetes mató a por lo menos 41 civiles, entre ellos siete niños, en Ghouta Oriental, afirmó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH). En la ruta que lleva al hospital de Duma, principal ciudad de la región, se veían charcos de sangre por todos lados, indicó un corresponsal de la AFP, y en el suelo del hospital yacían varios cuerpos envueltos en mortajas blancas. Médicos Sin Fronteras señaló que 13 de los hospitales en los que trabaja en Duma se vieron afectados por los bombardeos en los últimos tres días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario