El Mundo

Sin esperanza de vida, el submarino indonesio fue ubicado a 800 metros de profundidad con su casco destruido

Equipos de rescate recogieron objetos personales y partes del equipo de a bordo.

Sábado 24 de Abril de 2021

Final trágico para el submarino indonesio desaparecido el pasado miércoles al norte de Bali. Las autoridades de Indonesia confirmaron este sábado su hundimiento, tras el hallazgo de restos de su estructura y de algunos enseres de los 53 tripulantes. Una sonda escáner detectó a la nave a una profundidad de 850 metros, mucho más allá de su límite de supervivencia, estimado en 300 a 500 metros.

Los servicios de búsqueda que trabajan en la zona donde desapareció la embarcación han localizado varios objetos, atribuidos al escape del casco por la pérdida de presión interna de la nave. El jefe de las Fuerzas Armadas, Hadi Tjahjanto, explicó que "los objetos han sido encontrados cerca de la última ubicación del submarino" y se da por hecho que proceden de él. Entre ellos hay una botella de lubricante y un aparato destinado a la protección de torpedos. También se han encontrado alfombras para el rezo (Indonesia es un país mayoritariamente musulmán).

El pasado miércoles la Armada de Indonesia informó de que había perdido el contacto con el KRI Nanggala-402, con 53 personas a bordo, a unos 95 kilómetros al norte de Bali, para posteriormente anunciar que creían que se hallaba a unos 700 metros de profundidad. Los submarinos de la clase del Nanggala, son muy parecidos al perdido ARA San Juan argentino. Tienen capacidad para sumergirse de manera segura hasta 300 metros, y pueden soportar en condiciones extremas los 500 metros.

Las autoridades alertaron que la reserva de oxígeno del submarino, en caso de estar aún con sobrevivientes a bordo, se terminaría la madrudaga de este sábado. Esta mañana, las esperanzas de rescatar con vida a los tripulantes del submarino se habían desvanecido, incluso antes del hallazgo de los restos. De esta manera, ya no quedan dudas ni esperanzas: los 53 tripulantes del Nanggala murieron y su nave está sepultada, seguramente destruida, a 850 metros de profundidad.

>> Leer más: Desesperada búsqueda del submarino indonesio, al que se le termina el oxígeno

Un alto oficial de la Armada, Yudo Margono, coincidió en que no hay posibilidad de que los objetos encontrados procedan de otro barco y explicó que tras las pruebas recabadas en las últimas horas se puede considerar "hundido" el submarino. Estaría a 850 metros de profundidad, lo que hace "muy arriesgado" y con un "alto grado de dificultad" cualquier operación de evacuación, informa 'Jakarta Globe'. Una situación muy parecida al ARA San Juan, cuyos restos fueron ubicados a algo más de 900 metros de profundidad.

Un buque naval de Australia y un avión de Estados Unidos se sumaron este sábado a las operaciones de rastreo del submarino indonesio. Decenas de embarcaciones indonesias ya participan en la búsqueda del KRI Nanggala-402 y estaba previsto que se incorporara un buque de rescate de Singapur, explicó un portavoz de las Fuerzas Armadas, Djawara Whimbo. Malasia e India también han ofrecido su ayuda. Pero ahora ya se ha perdido el sentido de urgencia que dominaba hasta esta madrugada. Seguramente, una vez confirmada la posición de los restos de la nave, se dará por terminado el operativo internacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario