El Mundo

Siguen las protestas en Hong Kong contra el avance de China

Los jóvenes aprovecharon Halloween para ponerse máscaras, algo prohibido por la policía. Pekín amenaza con intervenir.

Domingo 03 de Noviembre de 2019

La policía de Hong Kong reprimió una multitudinaria protesta antigubernamental en la que miles de personas aprovecharon la celebración de Halloween para sortear la prohibición de usar máscaras. Esta nueva protesta llega después de que el Partido Comunista Chino (PCCh) amenazara con modificar el sistema de nombramiento de las autoridades de Hong Kong, que es objeto de las manifestaciones prodemocracia. La cúpula de funcionarios que administra la ciudad autónoma no es elegida en las urnas por los ciudadanos, sino que es designada por el Partido Comunista. Los hongkoneses sí eligen a un parlamento local, pero el PC filtra los candidatos y veta a los que considera “peligrosos”. Hong Kong, pese a ser una isla de libertad dentro de una nación sometida a una dictadura rigurosa, no tiene así un gobierno democrático. Los cinco meses de protestas que no ceden tienen este origen, así como los avances de la dictadura china para recortar esas libertades, que son vistas como “mal ejemplo” y una potencial amenaza para el resto de China.

   Un grupo de manifestantes han irrumpido ayer en la sede de la agencia oficial de noticias china, Xinhua, la primera vez que el medio de comunicación, portavoz del gobierno de Pekín, se ve afectado por las protestas a favor de la independencia y la democracia plena del territorio respecto de China. Los manifestantes han roto las puertas de cristal, pintado en rojo las paredes e incendiado el vestíbulo del edificio. Mientras tanto, la policía de Hong Kong ha vuelto a recurrir a los gases lacrimógenos para despejar la nueva protesta convocada en las calles de la ciudad. La marcha, celebrada tras una “llamada de emergencia” realizada por los activistas prodemocráticos, ha protagonizado encontronazos con las fuerzas de seguridad en Victoria Park y Causeway Bay, dos de los habituales puntos de fricción de las protestas.

   La Policía también ha suspendido varios mítines de los candidatos a las elecciones locales de este mes, cuando los políticos se disponían a salir de Victoria Park para acompañar a los manifestantes. Estos nuevos enfrentamientos tienen lugar después de que el Gobierno chino anunciara el jueves su intención de “perfeccionar” la forma en que se nombra y releva al líder de Hong Kong, tras una reunión a puertas cerradas de cuatro días de duración entre los principales dirigentes del Partido Comunista en Pekín. China considera esencial la “estabilización” de la antigua colonia británica, escenario desde hace cinco meses de protestas que van dirigidas contra el gobierno comunista de Pekín, al que acusan de atentar contra su autonomía. El director de la Comisión de la Ley Básica, Macao y Hong Kong, Shen Chunyao, aseguró en conferencia de prensa que Pekín buscará “mejorar el sistema jurídico” con el fin de “salvaguardar la seguridad nacional”, aunque no aportó detalles sobre cómo procederá en estas materias. Pero esto parece significar que reflotará su repudiado proyecto de lograr la extradición a China de imputados en Hong Kong, proyecto que causó hace cinco meses el inicio de las protestas. El proyecto se archivó luego de una marcha de más de dos millones de personas. Pekín también quiere “apoyar a Hong Kong en el fortalecimiento de la aplicación de la ley”, agregó el funcionario, citado por la agencia de noticias EFE.

    China busca “fortalecer la educación en la Constitución y la ley básica, las condiciones nacionales, la historia china y la cultura china en Hong Kong y Macao, en especial entre funcionarios públicos y jóvenes, y mejorar la conciencia nacional y el patriotismo”. Los manifestantes quieren justamente lo contrario: que China deje de inmiscuirse en los asuntos locales, y respete sus asediadas libertades. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario