El Mundo

Se debilita el gobierno de Kuczynski tras el perdón humanitario a Fujimori

El ministro de Cultura anunció su alejamiento del Ejecutivo. Anteriormente lo hicieron el titular de Interior y tres importantes legisladores

Jueves 28 de Diciembre de 2017

El gobierno del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, parecía debilitarse cada vez más tras la renuncia en una semana de dos ministros junto a tres legisladores oficialistas importantes, y los expertos dicen que el líder peruano está en manos del ex mandatario Alberto Fujimori a quien indultó antes de la Navidad desatando furiosas protestas en el país sudamericano. En tanto, familiares de las víctimas de la represión del régimen de Fujimori (1990-2000), organizaciones políticas y de derechos humanos se movilizaron ayer por la anulación del indulto al ex presidente. El ministro de Cultura, Salvador del Solar, renunció ayer, seis días después que dimitiera el ministro del Interior, Carlos Basombrío, luego que el Parlamento dominado por el partido Fuerza Popular de Keiko —la hija del ex presidente Fujimori— estuvo a punto de destituir a Kuczynski tras descubrirse vínculos del mandatario con Odebrecht cuando era primer ministro hace más de una década. Del Solar, un abogado y director de cine, confirmó su dimisión en su cuenta de Twitter pero no especificó los motivos. "He presentado mi renuncia al cargo de Ministro de Cultura. Agradezco al presidente de la república por haberme dado la oportunidad de servir a nuestro país", dijo de forma escueta.

Un consejero presidencial de Kuczynski, tres legisladores oficialistas y varios funcionarios de rango medio también habían renunciado durante la semana. "(Ahora Kuczynski) es un «fujimoridependiente», no tiene aliados... estamos delante de una situación sumamente difícil, su forma de hacer política lo está llevando a una extrema debilidad y dependencia", planteó Fernando Tuesta, un profesor de Ciencias Políticas de la Pontificia Universidad Católica de Perú.

Kuczynski indultó al ex presidente encarcelado Fujimori tres días después de sobrevivir a una votación de destitución del Parlamento donde a última hora fue salvado por la abstención en el voto de un puñado de legisladores de una facción del partido fujimorista liderada por Kenji Fujimori, el hijo menor del ex gobernante. Pese a que el mandatario lo niega, el indulto es percibido como una "negociación política" de Kuczynski con el ala fujimorista dirigida por Kenji Fujimori para salvar su puesto. El indulto generó además una nueva crisis política y ha dividido al país entre un sector que apoya a Fujimori y otro que lo rechaza, el cual ha comenzado movilizaciones populares para expresar su protesta. Varias agrupaciones políticas y de víctimas del fujimorismo convocaron a otra marcha hoy en Lima, mientras una organización dijo que solicitó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que pida al gobierno de Lima con carácter de urgencia información sobre el indulto y convoque a una audiencia pública.

Fujimori, de 79 años, internado desde el sábado en una clínica por problemas circulatorios, fue condenado a fines de 2007 a 25 años de cárcel por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, además de los secuestros de un periodista y un empresario en 1992.

Formalmente alcanzó a cumplir 12 años de su condena, pues la Justicia considera también el período que estuvo bajo arresto domiciliario en Chile mientras se tramitaba su extradición a Perú. El ex gobernante seguirá hospitalizado al menos otras 48 horas y estará "con visitas restringidas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario