El Mundo

Sarkozy sufre una ola de deserciones mientras sigue cayendo en los sondeos

París.- Las esperanzas del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de lograr la reelección sufrieron un doble revés a pocos días de la primera vuelta de votación, cuando una serie de...

Jueves 19 de Abril de 2012

París.- Las esperanzas del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de lograr la reelección sufrieron un doble revés a pocos días de la primera vuelta de votación, cuando una serie de deserciones públicas reforzaron la impresión de que su caída en los sondeos ha alejado la victoria de su alcance.

La ex ministra de Planificación Urbana Fadela Amara se sumó a una creciente lista de figuras políticas que abandonan al conservador Sarkozy y anuncian que votarán por su archirrival, el favorito socialista François Hollande.

Amara, una de las figuras de centroizquierda que Sarkozy reclutó para gobernar en los primeros años después de su triunfo electoral en 2007, se sumó a Corinne Lepage, una ecologista y ex ministra de Medio Ambiente de un gobierno previo de centroderecha, quien dijo que apoyaría a Hollande porque Sarkozy se había alejado demasiado a la derecha.

El predecesor conservador de Sarkozy, Jacques Chirac, de 79 años, también planea votar por Hollande, según el hombre que lo ayudó a escribir su autobiografía después de 12 años como jefe de Estado desde 1995 hasta 2007. El presidente reaccionó diciendo que las personas deberían dejar al anciano "en paz" y no "manipularlo".

Otras figuras que han dicho que votarán por Hollande pese a haber trabajado en el gobierno de Sarkozy o Chirac incluyen al ex alto comisario sobre pobreza Martin Hirsch, el ministro adjunto Azouz Begag y al ex ministro de Cultura Jean-Jacques Aillagon.

Crece la diferencia. Mientras tanto, ayer se conoció el sondeo más devastador en semanas, que mostró que Hollande conseguiría una ventaja de cinco puntos sobre Sarkozy en la primera ronda del próximo domingo, y que el socialista superaría por 16 puntos al mandatario en el ballottage del 6 de mayo.

Después de una semana de avances permanentes en los sondeos para Hollande, la más reciente encuesta del Instituto CSA le dio un 29 por ciento de las preferencias en la primera ronda, dos puntos más respecto a la consulta previa del instituto, frente a un 24 por ciento de Sarkozy, quien cayó dos puntos.

Sarkozy debió mostrarse tranquilo cuando en una entrevista del canal BFM se le preguntó qué pensaba del reciente sondeo que mostraba a Hollande camino a convertirse en el primer presidente socialista de Francia desde que François Mitterrand dejó el poder en 1995. "No tiene mucho sentido comentar (las encuestas) cuando son buenas y luego comentar otras porque son malas", respondió.

La popularidad de Sarkozy mejoró unas semanas después del lanzamiento de su campaña por la reelección a mediados de febrero y en un punto las encuestas incluso lo mostraban ganando en la primera vuelta, aunque ningún sondeo ha sugerido que Hollande podría perder el ballottage. Pero en la última semana Hollande se ha recuperado y Sarkozy fue perdiendo puntos en casi todos los sondeos de opinión.

Por otra parte, la candidata de extrema derecha Marine Le Pen ha fortalecido su posición para quedar en el tercer lugar con un 17 por ciento de intención de voto en la encuesta de CSA, seguida por el aspirante ultra izquierdista Jean-Luc Melenchon con un 15 por ciento y por el centrista François Bayrou con 10 por ciento.

Especulaciones. Bayrou, que aún no ha dicho a quién respaldará cuando sea eliminado de la primera ronda del domingo, describió a los políticos que cambiaron de bando en favor de Hollande como "aquellos que siempre quieren tener el control y estar del lado de los que tendrán el poder". "No se puede construir un país con personas que están aquí un día y allá el próximo", opinó.

Consultado sobre si podría anunciar entre las dos rondas su intención de nombrar primer ministro a Bayrou si es reelecto, Sarkozy respondió: "Estoy esperando por la primera vuelta y les digo que no es imposible que haga eso".

Hollande hizo advertencias en contra de entregar prematuramente puestos de gobierno y reafirmó en una entrevista con radio France Inter que renegociará un tratado de disciplina fiscal de la Unión Europea para dar prioridad al crecimiento económico, dado que sin él considera que sería imposible bajar el creciente déficit.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario