El Mundo

Rusia negó haber atacado al Estado Islámico en Palmira

Según el Kremlin, sus aviones bombardearon doce objetivos de las milicias yihadistas en localidades no pobladas de Siria.

Miércoles 07 de Octubre de 2015

Nuevos incidentes aéreos acrecentaron ayer la tensión entre Turquía y Rusia, que prosiguió sus bombardeos en Siria. Una fuente militar siria afirmó que se habían registrado bombardeos rusos en la ciudad de Palmira (centro de Siria), pero Moscú desmintió estas informaciones. Según Moscú, sus aviones bombardearon ayer 12 objetivos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en los alrededores de la ciudad de Deir Ezzor (este) y en las provincias de Damasco, Idleb y Latakia.

El ejército turco denunció el "acoso" que sufrieron sus aviones F-16 por parte de un MiG-29 no identificado en la frontera siria, después de que la Otán acusara a Rusia de ingresar en el espacio aéreo de Turquía durante sus operaciones en Siria. Las fuerzas armadas turcas también se refirieron a otro caso de "acoso" de esos mismos aviones por baterías de misiles tierra-aire desplegados en territorio sirio.

Previamente, también ayer, la Otán había acusado a Rusia de haber violado intencionalmente en dos ocasiones el espacio aéreo turco durante sus operaciones en Siria. "No es un accidente. Se trata de una seria violación", afirmó el secretario general de la Otán, Jens Stoltenberg, aludiendo a los incidentes del pasado fin de semana entre aviones rusos y turcos cerca de la frontera siria. El presidente islamista conservador turco, Recep Tayyip Erdogan, exhortó a Rusia a "no perder la amistad de Turquía". "No podemos sentarnos y mirar, tolerar esto", dijo Erdogan.

El sábado, dos aviones turcos habían interceptado un caza ruso, obligándolo a dar media vuelta. Según Moscú, esta incursión del espacio aéreo turco duró apenas "unos segundos" y se debió a "malas condiciones climáticas". El aeropuerto donde están basados los cazas rusos, cerca de la ciudad siria de Latakia, está a menos de 50 km de Turquía. La aviación rusa bombardea posiciones rebeldes cerca de la frontera sirio-turca.

El ejército ruso negó además ayer haber bombardeado posiciones del grupo EI en la ciudad siria de Palmira y sus alrededores, desmintiendo una información anunciada por la televisión pública siria. "Nuestra aviación en Siria no ataca localidades pobladas, más aún si hay monumentos arquitectónicos", declaró el portavoz del ministerio de Defensa ruso, el general Igor Konachenkov, citado por las agencias rusas.

La televisión siria, que citó a una fuente militar, anunció ayer que la aviación rusa bombardeó posiciones del EI en Palmira, en coordinación con las fuerzas aéreas sirias. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Gran Bretaña, los rusos realizaron al menos 30 bombardeos sobre Palmira la noche del lunes, que dejaron al menos 15 muertos entre las filas yihadistas. En pleno desierto, en el centro de Siria, Palmira es conocida mundialmente por su casco antiguo. Desde que el grupo yihadista EI tomó el control de esta ciudad en mayo, ha destruido varios de sus monumentos milenarios. Este grupo yihadista considera como objetos de idolatría las obras religiosas preislámicas, principalmente las estatuas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS