El Mundo

Rusia concentra tropas y aviones en la frontera con Ucrania

Occidente amenazó a Moscú con duras sanciones si el domingo Crimea lleva adelante el referendo independentista.

Viernes 14 de Marzo de 2014

Rusia inició ayer nuevos ejercicios militares cerca de su frontera con Ucrania, sin mostrar señales de dar marcha atrás en sus planes de anexar la región de Crimea pese a advertencias más fuertes de lo esperado de sanciones de parte de Estados Unidos y la Unión Europea. El ministerio de Defensa ruso confirmó que hay unos 8.500 soldados involucrados, 4.000 paracaidistas y unos 500 vehículos militares en estas maniobras que están teniendo lugar en las regiones militares de Kurst y Belgorod, al oeste de Rusia. Además, Moscú confirmó ayer el despliegue de seis aviones de combate y de tres de transporte militar en Biolorrusia, en respuesta a la intensificación de misiones de reconocimiento de la Otán con motivo de la crisis en Ucrania. El gobierno biolorruso pidió a Moscú a reforzar la vigilancia aérea de su territorio, después de que la Otán anunciara el envío de aviones de reconocimiento AWACS a Polonia y Rumania.

En un discurso inusualmente duro, la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió de una "catástrofe" si Moscú no cambia su postura. Merkel se expresó en los términos más fuertes desde el comienzo de la crisis, despejando cualquier sospecha de que Alemania quiera evitar una confrontación con el presidente ruso, Vladimir Putin. "No sólo lo veríamos, también como vecinos de Rusia, como una amenaza. Cambiaría no sólo la relación de la Unión Europea con Rusia", dijo Merkel en el Parlamento. "Esto también causaría un enorme daño a Rusia, económica y políticamente", agregó.

La poderosa canciller germana reconoció que fracasaron sus esfuerzos para persuadir a Putin de que negocie con el gobierno de transición en Kiev, al que el mandatario ruso acusa de destituir ilegalmente al presidente Viktor Yanukovich.

Presiones. En tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que el lunes Washington y Europa tomarían medidas contra Moscú si se lleva adelante el referendo planeado para el domingo sobre la anexión de Crimea a Rusia. "Si no hay señales de disposición a avanzar y resolver este asunto, habrá una serie de severas medidas en Europa y aquí respecto a las opciones que tenemos disponibles", sostuvo Kerry, quien hoy tratará de evitar tales medidas, que incluirían sanciones, conversando en Londres con su par ruso, Sergei Lavrov.

La canciller Merkel reiteró que si Putin continúa despreciando la diplomacia y deja que el referendo de Crimea siga adelante, la UE —en coordinación con Washington y la Otán— impondría sanciones más duras que las medidas tomadas hasta el momento, que han sido principalmente simbólicas. "Para ser clara, nadie quiere llegar a este tipo de medidas, pero estamos listos y decididos si se vuelven inevitables", dijo.

Cambio de escenario. Soldados rusos tomaron el control de la región ucraniana de Crimea, ubicada en el mar Negro, en respaldo a separatistas. Rusia ha anexado territorios de sus ex vecinos soviéticos en el pasado sin que se produjeran consecuencias serias. La última acción de este tipo fue en 2008, cuando Putin ordenó invadir Georgia y tomó el control de dos regiones separatistas sin oposición internacional. Pero las cosas han cambiado. La UE aprobaría el lunes prohibiciones de viajes y congelamiento de activos de personas y firmas acusadas por Bruselas de ayudar a violar la integridad territorial de Ucrania. Una decisión de la UE es crítica ya que lso europeos tienen un intercambio comercial con Rusia diez veces mayor al de EEUU, comprando gas y petróleo ruso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario