El Mundo

Rusia anunció un ambicioso plan para modernizar su arsenal nuclear

Moscú. — El presidente Dmitri Medvedev anunció ayer que Rusia modernizará su arsenal nuclear ante los planes expansionistas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán) hacia el este de Europa. A partir de 2011 comenzará un "amplio" proceso de "reequipamiento" del ejército y de marina, dijo el jefe del Kremlin...

Miércoles 18 de Marzo de 2009

Moscú. — El presidente Dmitri Medvedev anunció ayer que Rusia modernizará su arsenal nuclear ante los planes expansionistas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán) hacia el este de Europa. A partir de 2011 comenzará un "amplio" proceso de "reequipamiento" del ejército y de marina, dijo el jefe del Kremlin durante una reunión celebrada en el Ministerio de Defensa en Moscú. Además, el ejército ruso anunció el estacionamiento de un nuevo misil intercontinental con cabezas atómicas para finales de este año: el misil, conocido como Bulava, entrará en servicio tras el vencimiento del tratado de desarme Start el próximo 5 de diciembre.

  El antecesor de Medvedev y actual premier, Vladimir Putin, había prometido reiteradamente en los últimos años una modernización del arsenal nuclear ruso. Según expertos, hasta ahora las medidas adoptadas a tal efecto han estado muy lejos de cumplir con lo anunciado.

  La Otán continúa sus intentos de avanzar militarmente hacia el este, criticó Medvedev. "Los intentos de avance de las infraestructuras militares a lo largo de las fronteras de Rusia no han cesado y ello requiere una modernización de alto nivel de nuestras fuerzas militares".

 

 

Cumbre con Obama. Dos semanas antes de su primer encuentro con el presidente estadounidense, Barack Obama, Medvedev justificó también la necesidad de elevar la "capacidad de combate" del ejército, incluyendo "el arsenal atómico" por el peligro de conflictos regionales (tras la guerra de Georgia de agosto) y del terrorismo internacional, pese a las dificultades a causa de la crisis financiera. Hace un mes, Rusia recortó el presupuesto militar un 15% a causa de la crisis y no descartó nuevas reducciones. Medvedev aseguró que esos recortes no afectarán a la reforma.

  Los medios rusos habían especulado que Medvedev iba a aprovechar su comparecencia para anunciar una reducción del armamento atómico, en vista del nuevo acercamiento con Occidente tras la controversia por los planes de Washington de establecer un escudo antimisiles en Europa central y de las perspectivas de entrada en la Otán de las ex repúblicas soviéticas Ucrania y Georgia. Rusia se opone tajantemente a una ampliación de la alianza atlántica que incluya a sus vecinos ex repúblicas soviéticas, como Ucrania y Georgia, vistos tradicionalmente como un "cinturón" amigo entre Rusia y el bloque militar "enemigo". Las relaciones entre la alianza atlántica y Rusia alcanzaron su peor momento desde la Guerra Fría en agosto, cuando Rusia ocupó Georgia. Desde hace años, el ejército ruso no avanza en la reforma de su atrasado arsenal. Una gran parte del armamento atómico que posee data de los tiempos soviéticos y debe renovarse. Las pruebas del nuevo misil intercontinental Bulava fracasaron varias veces; y también el sistema de navegación por satélite Glonass, en respuesta al estadounidense GPS y con fines tanto civiles como militares, se retrasa desde hace años. Sin embargo, el ánimo para ello entre las fuerzas de combate se considera poco favorable, debido a que en el marco de las reformas se reducirá también considerablemente el cuerpo de oficiales. Se habla de una reducción de 300.000 por cada millón de soldados para reconvertir un ejército inflexible en un cuerpo de combate efectivo.

 

 

Confusión. En círculos de la Otán el anuncio del estacionamiento del nuevo misil intercontinental se consideró un paso normal de modernización, pero el vencimiento del acuerdo Start para la reducción de armas estratégicas vigente desde 1994 causa confusión, porque teóricamente Rusia podría estacionar misiles portadores de cabezas explosivas múltiples. Moscú y Washington quieren negociar un acuerdo sucesor al actual, que limitaba el arsenal estratégico de ambos Estados a 6.000 cabezas y 1.600 armas portadoras. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario