El Mundo

Rivales de Evo piden que se rechace su candidatura

La definición la debe dar el Tribunal Electoral de Bolivia el 17 de febrero. Morales se inscribió para una banca en el Senado y el MAS lidera los sondeos.

Jueves 13 de Febrero de 2020

Pese a que es el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia el que en cuatro días debe dar la última palabra, los principales partidos y plataformas civiles anunciaron ayer su oposición a que el organismo autorice la candidatura de Evo Morales al Senado, sobre el filo del plazo para que el ex presidente regularice su trámite administrativo de cara a las elecciones generales del 3 de mayo.

   Morales debe completar su documentación en las próximas horas si quiere seguir en la lista de senadores de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS). Le falta presentar una prueba de residencia permanente en el país durante los últimos dos años, algo que sus adversarios esgrimen que no puede hacer porque en noviembre, luego de su precipitada renuncia a la presidencia, partió al exilio en México y luego se refugió en Argentina.

   El ex candidato presidencial de derecha Oscar Ortiz anunció que “apenas el TSE abra el período de impugnaciones, estaremos presentando la impugnación” contra Morales, que dimitió el 10 de noviembre en medio de una gran convulsión social por las denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre del año pasado.

Ortiz es aliado de la presidenta provisional de Bolivia, Jeanine Añez, quien es a la vez candidata en las próximas elecciones.

   El ex presidente Carlos Mesa, segundo detrás de Morales en los anulados comicios de octubre y quien volverá a presentarse en mayo, presentó ayer una demanda ante la fiscalía para que Morales sea incluido en un juicio en curso contra siete ex miembros del TSE por manipulación electoral, arguyendo que es el “autor intelectual” del “más gigantesco fraude” que obligó a la anulación de los comicios de octubre.

   Por su parte, el ex presidente y actual candidato de derecha Jorge “Tuto” Quiroga consideró que “es violatorio de la condición de asilado en Argentina inscribirse como candidato”.

   El poderoso Comité Cívico Pro-Santa Cruz, un conglomerado civil que propició la caída de Morales en noviembre, advirtió al TSE de “acciones necesarias para la defensa de la democracia, llegando incluso a salir nuevamente a las calles” para evitar la candidatura del ex mandatario.

   En una situación similar se halla Luis Arce, ex ministro de Economía de Evo Morales y ahora candidato a la presidencia por el MAS. Arce se asiló en México en diciembre pasado, aunque volvió a Bolivia en enero para dedicarse a la campaña. La Constitución exige a los presidenciables un período de cinco años de residencia en el país inmediatamente anteriores a los comicios.

Encuestas

De acuerdo a los últimos sondeos realizados en Bolivia sobre intención de voto para los comicios del 3 de mayo, el MAS sigue encabezando las preferencias. Arce tiene 26% de intención de voto hasta ahora, seguido de Mesa y Luis Fernando Camacho -el líder de la derecha radical que preside el comité cívico de Santa Cruz- con 17%. Detrás, bastante más lejos, está la presidenta transitoria Áñez con 12%.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario