El Mundo

Riad tiene mucho que perder en su escalada de tensión con EEUU

La economía de Arabia Saudita tiene mucho que perder en la escalada de tensión con Estados Unidos tras la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, apuntan los expertos.

Miércoles 17 de Octubre de 2018

La economía de Arabia Saudita tiene mucho que perder en la escalada de tensión con Estados Unidos tras la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, apuntan los expertos. Signo de la gravedad de la crisis, el presidente Donald Trump envió a su secretario de Estado Mike Pompeo a Riad, para entrevistarse con el rey Salman y el príncipe heredero Mohamed bin Salman. Desde el 2 de octubre, el caso ocupa los medios de todo el mundo y ha provocado amenazas de Estados Unidos, el principal socio comercial de Arabia Saudita. Los sauditas, que venden un millón de barriles diarios a Estados Unidos, podrían recurrir al uso del petróleo como arma económica. Pero según Jean-François Seznec, un especialista en energía, esto "destruiría completamente su imagen de proveedor fiable y desestabilizaría" a Mohamed bin Salman. El caso complica las cosas a Trump, que convirtió su relación personal con el rey Salman y con su hijo el príncipe Mohamed en la base de su estrategia de acercamiento de Arabia Saudita e Israel contra Irán.

En represalia por la desaparición del periodista, legisladores demócratas y también republicanos podrían bloquear las ventas de armas y presionar a la administración Trump para sancionar a individuos concretos. Tras su conversación telefónica con el rey Salman, Trump no descartó que la desaparición de Khashoggi fuera obra de "asesinos fuera de control". Poco antes había hablado de castigo "severo", es decir, sanciones, en caso de que se confirme la implicación saudita.

La amenaza de sanciones fue muy mal recibida en Riad, donde un responsable del gobierno recordó que el país petrolero "tiene un papel vital en la economía mundial".

Por su parte la cadena de televisión saudita Al Arabiya habló de 30 posibles medidas que podrían afectar entre otros al precio del petróleo, que podría alcanzar "200 dólares", frente a los 80 actuales. Según Seznec, investigador del Center for Global Energy del Atlantic Council, si la crisis empezara a tener consecuencias sobre el petróleo, Mohamed bin Salman "podría exigir pagos en yuanes (en vez de en dólares) pero eso desestabilizaría toda la economía mundial y llevaría a Estados Unidos a tomar medidas drásticas. Según el experto podría incluso precipitar "un cambio de liderazgo en Arabia Saudita".

Richard LeBaron, que fue el embajador estadounidense en Kuwait y que también colabora en el Atlantic Council, asegura que cualquier medida de represalia saudita "no les ayudará a corto ni a largo plazo porque reforzará la creciente reputación de imprevisibilidad e impetuosidad del régimen", que busca inversores "en todo el mundo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});