El Mundo

Restituyen a los fiscales cesados que investigaban la corrupción en Perú

El fiscal general de Perú repuso ayer en sus cargos a dos investigadores que indagan a la élite política implicada en los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, a quienes removió horas antes del Año Nuevo provocando manifestaciones y el rechazo del presidente Martín Vizcarra, que presentó al Congreso un proyecto de ley para declarar en emergencia al Ministerio Público.

Jueves 03 de Enero de 2019

El fiscal general de Perú repuso ayer en sus cargos a dos investigadores que indagan a la élite política implicada en los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, a quienes removió horas antes del Año Nuevo provocando manifestaciones y el rechazo del presidente Martín Vizcarra, que presentó al Congreso un proyecto de ley para declarar en emergencia al Ministerio Público. En un documento público, el fiscal general Pedro Chávarry resolvió "dejar sin efecto la resolución de la fiscalía de la nación del 31 de diciembre de 2018" por la que se destituyó a los investigadores. Su contramarcha se conoció en el mismo momento en que Vizcarra caminaba por las calles de Lima rumbo al Congreso donde entregó su iniciativa para recomponer el Ministerio Público.

En una muestra de su creciente popularidad, Vizcarra caminó rodeado de sus guardaespaldas y unas dos mil personas. Luego de salir del Parlamento, el presidente dijo que se alegraba de la restitución de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez. El primero es el coordinador del equipo del caso Odebrecht y el segundo investiga a la opositora Keiko Fujimori y al ex presidente Alan García.

El rechazo al fiscal general se disparó el lunes, cuatro horas antes del Año Nuevo, cuando anunció la remoción de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez. El motivo para el cese de ambos funcionarios, según Chávarry, fue que Pérez cuestionó en octubre su elección como fiscal general y que Vela avaló el cuestionamiento. La destitución provocó que Vizcarra retornara de urgencia de Brasil, a donde había viajado para asistir a la juramentación del presidente del Jair Bolsonaro. Los dos fiscales destituidos dijeron que desobedecerían a Chávarry y que no entregarían los documentos de sus investigaciones.

La investigación del equipo especial de fiscales peruanos abarca 40 indagaciones, más de 300 personas y decenas de empresas, todas ligadas a la corrupción de la constructora brasileña en Perú. Los casos más importantes son las investigaciones contra Keiko Fujimori y contra el ex presidente Alan García, quien tiene prohibido salir del país por 18 meses mientras es investigado. Fujimori es investigada por lavar 1,2 millón de dólares de Odebrecht para su campaña presidencial en 2011, mientras que García está investigado por recibir 100.000 dólares de un fondo monetario usado para pagar coimas.

Pese a las fiestas de Año Nuevo, la fugaz destitución de los dos fiscales del caso Odebrecht generó protestas por dos días consecutivos en varias ciudades de Perú, así como preocupación de los fiscales que investigan la corrupción de Odebrecht en Brasil, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la organización Transparencia Internacional.

Como en otros países de Latinoamérica, el caso Odebrecht provocó una profunda crisis en Perú que ha salpicado a toda la élite política actual. La fiscalía de Perú investiga a todos los presidentes que gobernaron el país desde 2001 hasta 2018 por delitos de corrupción y lavado de activos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});