El Mundo

Represalia por Bin Laden: atentado en Pakistán causó 80 muertos

Dos talibanes se volaron a la entrada de una academia militar cuando salían los cadetes. La rama paquistaní del Talibán advirtió que realizará más ataques similares.

Sábado 14 de Mayo de 2011

Islamabad/Washington.- Los talibanes mataron en Pakistán a 75 cadetes militares y al menos a 5 civiles, mediante un doble atentado suicida perpetrado en venganza por la muerte de Osama Bin Laden. Hubo alrededor de 140 heridos de diversa gravedad. Los atentados suicidas "gemelos" se produjeron frente a una base de la fuerza paramilitar fronteriza en Charsadda, cerca de la ciudad de Peshawar, cuando los reclutas se disponían a abandonar el centro de instrucción para pasar unos días con sus familias.

En Charsadda, los dos suicidas se dirigieron en moto a la entrada principal del centro, cuando los reclutas estaban subiendo con sus sus pertenencias a un grupo de colectivos. Uno de los atacantes hizo estallar los explosivos que llevaba consigo junto a un colectivo, mientras gritaba "Alá Akbar" (Alá es grande). El segundo se hizo volar por los aires cuando la gente acudía al lugar para rescatar a las víctimas de la primera explosión. Otra versión afirmaba que sólo hubo un kamikaze y que la segunda explosión se debió a una bomba hecha estallar a la distancia.

Testimonios. Casi todos los muertos son jovenes reclutas que acababan de terminar su formación y se disponían a disfrutar de unas cortas vacaciones. "Yo estaba algo lejos cuando explotó la primera bomba", relató un testigo a un canal de televisión. "Un par de minutos más tarde, cuando los paramilitares y vecinos se acercaron al lugar, explotó una segunda bomba". El doble atentado es el peor ocurrido en Pakistán en los últimos diez meses. La fuerza de fronteras tiene un activo rol en el control del Talibán y sus aliados tribales, en áreas vecinas a Afganistán.

El Talibán en Pakistán ("Tehrik-i-Talibán"), la rama paquistaní del grupo radical islámico, se atribuyó los ataques, explicando que son en venganza por la muerte de Osama Bin Laden, abatido por un comando estadounidense el 2 de mayo, y por las "atrocidades cometidas por fuerzas paquistaníes en las áreas tribales". "Advertimos a la gente de que no debe permitir que sus hijos se alisten en las fuerzas militares y paramilitares paquistaníes, porque estamos planeando más ataques contra ellas. Pronto van a ver ataques aún más grandes a las fuerzas de seguridad", dijo por teléfono a la agencia germana DPA Ihsanullah Ihsan, portavoz del grupo. "Esta es la primera venganza por el martirio de Bin Laden. Habrá más", agregó.

Los atentados se produjeron justo el día en que los servicios secretos paquistaníes (ISI) explicaban a los parlamentarios del país las circunstancias que rodearon la vida de Bin Laden en Pakistán, y el operativo estadounidense que acabó con su vida.

El Talibán paquistaní es una confederación de grupos del noroeste paquistaní, según el especialista Bill Roggio, analista y editor del sitio especializado The Long War Journal. Pakistán es la base histórica de retaguardia del Talibán afgano, donde sus milicianos recibieron educación coránica y entrenamiento de parte del ejército paquistaní durante los años 80 y 90. Se cree que los servicios paquistaníes mantienen un fuerte vínculo con el mundo radical islámico del que los talibanes son parte. Por estas sospechas generalizadas es que EEUU no anticipó a Pakistán el ataque comando contra Bin Laden, lo que detonó una crisis bilateral aún en curso.

No se resistió. De la muerte de Bin Laden se conocieron nuevos detalles gracias a las imágenes grabadas por las cámaras que los soldados que lo mataron llevaban en sus cascos. Según una reconstrucción animada en base a esas imágenes hecha por el canal estadounidense CBS, durante los 40 minutos que duró la operación no se registró ningún tiroteo en la casa en la que vivía Bin Laden. Unicamente su mensajero abrió fuego, pero desde una casa vecina, y fue rápidamente abatido. Los 25 comandos navales (Seals) divisaron a Bin Laden por primera vez en el balcón interno del segundo piso del edificio. Cuando le dispararon, el terrorista corrió a esconderse en un dormitorio en el que se encontraban sus hijos. Siempre según la reconstrucción animada, el primer soldado que entró en la habitación apartó a los niños. Cuando llegó un segundo militar, una de las mujeres de Bin Laden se puso delante de su marido. El soldado la apartó y disparó contra el terrorista, dándole en el pecho. Después, otro le disparó en la cabeza.

El secretario de Defensa, Robert Gates, comentó ayer que se ha filtrado más información sobre la operación de lo acordado en un primer momento. El Pentágono teme por la seguridad de los comandos Seals y sus familias.

En tanto, EEUU mantuvo la presión militar sobre los talibanes. Ayer se verificó la cuarta operación con un avión no tripulado desde la muerte de Bin Laden. Cuatro milicianos habrían sido abatidos mediante un misil en Waziristán, Pakistán, cuando se trasladaban en un vehículo.

Pornografía

Entre los archivos capturados por los comandos que mataron a Bin Laden hay abundante material pornográfico, según funcionarios estadounidenses. La pornografía requisada consiste en videos grabados. Bin Laden no tenía conexión a Internet ni a ninguna red por cable. El material habría llegado en pen-drives, de los que había decenas en el lugar.

La CIA interrogó a las viudas

Las fuerzas de seguridad de Pakistán permitieron que agentes estadounidenses interrogaran a las viudas de Osama Bin Laden. Los primeros interrogatorios realizados a las tres viudas arrojaron poca información, dijo la CNN citando a dos funcionarios estadounidenses y uno paquistaní. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, confirmó el encuentro, pero tampoco dio a conocer detalles. “Sólo puedo decir que “tuvimos acceso y obviamente apreciamos la cooperación que hemos recibido del gobierno paquistaní”, comentó Carney. Los interrogatorios se hicieron en presencia de miembros del servicio de inteligencia de Pakistán. Según la CNN, las mujeres se mostraron hostiles hacia el personal estadounidense. En un primer momento las autoridades paquistaníes se habían negado a permitir el acceso a las viudas del terrorista. Dos de las mujeres son de Arabia Saudita y la tercera es de Yemen.

Pero el caso Bin Laden ha dejado heridas profundas en el vínculo entre Pakistán y los EEUU. El jefe de los servicios secretos paquistaníes (ISI), general Ahmed Shujaa Pasha, afirmó ante el Parlamento que la CIA violó un acuerdo con ellos para atacar de forma conjunta a Bin Laden. Según el jefe del poderoso ISI, la acción unilateral de Washington mostraría que el gobierno estadounidense tenía “otros motivos” para lanzar la operación, además de matar a Bin Laden. Pasha aseguró que los servicios secretos paquistaníes habían eliminado la red de Bin Laden en el país antes de que los comandos norteamericanos mataran al líder terrorista. “El ISI había acabado con el respaldo de Al Qaeda incluso antes de la muerte de Osama, matamos a algunos de sus amigos y aliados”, aseguró Pasha. “El (Bin Laden) vivía una vida muerta”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario