El Mundo

Renunció el ministro de Defensa de Israel por la tregua en Gaza

Avigdor Lieberman calificó el cese del fuego con los palestinos como "una capitulación ante el terrorismo". Hamas festejó en los territorios.

Jueves 15 de Noviembre de 2018

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, renunció ayer y reclamó nuevas elecciones en protesta por una tregua acordada con milicianos palestinos de Gaza, en una decisión que sacudió la política de Israel y dejó al gobierno pendiente de un hilo. Lieberman dijo que el alto el fuego, que frenó dos días del peor brote de violencia desde la ofensiva de Israel contra Gaza de 2014, fue una "capitulación ante el terrorismo" y que su partido, el ultranacionalista Israel Nuestra Casa, ya no podía integrar la coalición de gobierno que la aprobó. El ahora ex ministro, uno de los máximos defensores de la colonización de los territorios palestinos, exigía una respuesta mucho más severa contra el grupo Hamas y otras milicias de Gaza, pero fue desautorizado por el primer ministro Benjamin Netanyahu. La escalada de violencia empezó el lunes tras una polémica incursión militar israelí en Gaza realizada mientras Netanyahu visitaba París, que terminó con un soldado muerto y que analistas vieron como una jugada de Lieberman para desatar una guerra con Hamas.

En varias ocasiones Lieberman calificó la política con los palestinos del premier de demasiado "laxa". Acerca del alto el fuego en Gaza señaló: "Compramos tranquilidad por poco tiempo dañando con ello la seguridad nacional". En su opinión, el votante israelí tiene que decidir "cuál es la línea correcta".

Según el diario israelí Haaretz, el ex ministro, que no tiene casi formación militar, perdió el favor del Ejército, que desaconsejaba una nueva ofensiva en Gaza y que ya estaba fastidiado con el controvertido estilo de Lieberman. Sin embargo, su renuncia asestó un gran golpe a la coalición de gobierno de Netanyahu y desató pedidos de que se adelanten los comicios. "Deberíamos acordar una fecha de elecciones lo más pronto posible", dijo Lieberman en la rueda de prensa en que anunció su dimisión. Partidos de la oposición apoyaron su llamado.

El gobierno aún tiene una mayoría exigua de una banca en el Parlamento sin su partido nacionalista Israel Beitenu, pero es improbable que sobreviva hasta las siguientes elecciones, previstas para noviembre de 2019. El partido de otro rival de Netanyahu, Neftali Bennett, dijo que, si no se le otorga la cartera de Defensa, también abandonará la coalición, lo que precipitaría elecciones anticipadas. Dada la difícil relación de Bennett con Netanyahu, no es para nada seguro que vaya a recibir el poderoso Ministerio de Defensa. Yair Lapid, el líder del opositor partido Yesh Atid, dijo que "está en marcha la cuenta regresiva" hacia el fin del gobierno de Netanyahu. Tras la renuncia de Lieberman, Netanyahu asumirá interinamente la cartera de Defensa. El premier ya ejerce también como canciller de Israel.

Netanyahu recibió fuertes críticas por aceptar el alto el fuego, especialmente de su base política y sobre todo en ciudades del sur de Israel atacadas con cohetes desde Gaza y que son bastión de su Partido Likud. El premier dijo que la decisión de no empezar una guerra total la tomó su gabinete de seguridad de manera unificada y sobre la base de recomendaciones del Ejército, pero Lieberman y Bennet luego expresar su oposición. "Nuestros enemigos suplicaban un alto el fuego y ellos saben bien por qué. No puedo detallar nuestros planes para el futuro", dijo ayer Netanyahu al defender su decisión. "En momentos como este, el liderazgo no es hacer lo más fácil. El liderazgo es hacer lo correcto, aun cuando sea difícil. El liderazgo a veces es enfrentar la crítica", agregó.

En Gaza, manifestantes quemaron imágenes de Lieberman. Hamas, que gobierna la región, calificó su renuncia de "victoria". La tregua fue mediada por Egipto y anunciada el martes por Hamas y otras milicias.

En dos días de violencia, siete palestinos murieron en bombardeos israelíes. Las sirenas ulularon en el sur de Israel por unos 460 cohetes y morteros lanzados desde Gaza en 24 horas. En total, 27 israelíes resultaron heridos, tres de ellos de gravedad. Un trabajador palestino oriundo de la ocupada Cisjordania murió cuando su edificio fue alcanzado por un cohete en la ciudad israelí de Ashkelon. La frontera entre Israel y Gaza estuvo en calma, pero un pescador palestino de unos 20 años murió ayer baleado por soldados israelíes en la playa cerca del límite. El Ejército de Israel dijo que tropas abrieron fuego en línea con el procedimiento habitual cuando un hombre se acercó demasiado a la valla fronteriza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});