El Mundo

Reino Unido y Francia aumentan la presión militar sobre el EI en Siria

Ambas naciones invocaron el riesgo de sufrir nuevos ataques terroristas. Londres abatió a terroristas británicos con un drone. París iniciará desde hoy vuelos de combate sobre el territorio sirio.

Martes 08 de Septiembre de 2015

Invocando el riesgo de nuevos atentados ordenados desde Siria por el grupo terrorista Estado Islámico, Francia y Reino Unido han decidido ampliar sus operaciones sobre el país árabe. Londres informó que realizó un primer ataque con drone contra dos terroristas del EI de nacionalidad británica en Siria. El gobierno británico no descartó ampliar las operaciones de este tipo a Libia e Irak. Francia anunció que desde hoy extenderá sus operaciones aéreas contra el Estado Islámico a Siria. Hasta ahora estaban limitadas a Irak. De esta forma, Gran Bretaña y Francia aumentan su involucramiento en la guerra que afecta a Siria. El conflicto armado sirio se inició en marzo de 2011, cuando una rebelión que demandaba democracia fue reprimida con armas de guerra por el régimen de Bashar Assad. El imparable flujo de migrantes hacia Europa de estas semanas tiene en gran medida su origen en Siria. La crisis migratoria continúa sin pausa (ver página 28).

El gobierno británico autorizó un ataque aéreo con drones en Siria que permitió eliminar a dos terroristas del EI con ciudadanía británica. Un tercero murió en un ataque de EEUU. Lo anunció el primer ministro David Cameron ante el Parlamento. El gobernante justificó la acción en base a que el "objetivo" —el miliciano Reyaad Khan, de 21 años— representaba una amenaza específica a la seguridad nacional. El país ejerció su "derecho inherente a la autodefensa", aseguró Cameron. El ataque tuvo lugar el pasado 21 de agosto en Raqqa, la ciudad siria que es la "capital" del Estado Islámico. Además de Khan falleció otro terrorista británico, Ruhul Amin, y un miliciano más. En otro ataque con drone, pero de EEUU, murió un tercer terorista británico. Cameron dijo que Khan estaba preparando ataques contra suelo británico. El ataque fue "necesario y proporcionado para la autodefensa de Reino Unido".

¿La reina en peligro? Según el diario Daily Telegraph, la célula terrorista planeaba atacar a la reina Isabel II durante el Día de la Victoria, el pasado 15 de agosto. "Khan fue atacado luego de que se supiera que estaba liderando un complot para atacar el «V Day» en Londres", escribe el diario citando fuentes gubernamentales. Pero solo este medio dijo que el objetivo terrorista era Isabel. En todo caso, el ataque marca la primera acción oficial del Reino Unido en Siria. Cameron dejó claro al Parlamento que está listo para ulteriores acciones, tanto en Siria, como en Irak y Libia contra "blancos específicos", como los dos terroristas abatidos. Pero el Parlamento británico solo ha dado permiso para campañas de bombardeos en Irak y lo ha denegado en Siria. Por esto Cameron debió alegar razones de "autodefensa" para justificar el ataque. Londres dice que no tiene una "lista de objetivos", pero es obvio que entre los buscados se halla como mínimo el británico "Jiyadi John", el terrorista famoso por sus videos de ejecuciones en Siria. El gobierno británico está decidido a participar en más acciones en Siria "en un plazo de un año como máximo", según el Sunday Times. Pero para esto deberá lograr la autorizazión parlamentaria.

Hollande. Francia, en tanto, anunció que desde hoy realizará "vuelos de reconocimiento sobre Siria". Lo anunció el presidente François Hollande. "Estos vuelos permitirán planear bombardeos (contra el EI) preservando nuestra autonomía de acción y decisión", dijo Hollande a la prensa. "Lo que queremos en Siria es conocer, saber, lo que se preparan contra nosotros y lo que se hace contra la población siria", indicó Hollande, en un momento en el que Europa, a raíz de la llegada masiva de migrantes sirios, enfrenta su peor crisis migratoria desde la 2ª Guerra Mundial. Sobre todo, el objetivo de Francia es atenuar la amenaza de nuevos atentados en su territorio. Los atentados terroristas de enero pasado en París y los intentos fallidos de los últimos meses EM_DASHel último, contra un tren a fines de agostoEM_DASH tienen directa relación con el yihadismo del Estado Islámico y fueron reivindicados por el grupo terrorista musulmán.

El sobrevuelo de reconocimiento de Siria permitirá a los servicios franceses la recolección de datos de inteligencia sobre los centros de entrenamiento y mando del EI en Siria. Francia, que participa desde hace un año en los bombardeos de la coalición internacional en Irak, había rechazado hasta la fecha hacer lo mismo en Siria, considerando que bombardear al grupo yihadista en este país iba a fortalecer al régimen del dictador Bashar Assad. Ayer Hollande descartó cualquier operación terrestre en Siria e Irak, una opción que juzgó "inconsecuente e irrealista. Irrealista porque seríamos los únicos, inconsecuente porque sería transformar una operación en fuerza de ocupación", explicó. "En Irak corresponde a los iraquíes llevar a cabo esas operaciones, en Siria a los sirios que están en la rebelión, pero también corresponde a los países vecinos, a las fuerzas regionales, asumir sus responsabilidades ", agregó Hollande, ilustrando así cuál es la división de roles que París exige a sus aliados.

Varios elementos han influido en el cambio de posición de Francia. "Es un gesto político a los aliados, para quienes hay que bombardear al EI en primer lugar, para arreglar después el problema del gobierno sirio", consideró el militar retirado Jean-Claude Allard, director del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) de París. Otro elemento para explicar el cambio de posición es que hay países árabes que participan en los bombardeos en Siria, especialmente los del Golfo. Para París resultaba difícil ignorar la intervención en Siria de estos países, que tienen un doble objetivo: atacar al EI pero también a Assad, su principal enemigo en la región y que tiene de aliado a Irán.

El cambio de estrategia francés supone también una respuesta a la crisis de los migrantes. "Es quizá una respuesta directa a este desastre, pero llega un poco tarde, y sobre todo, los bombardeos no alcanzarán para arreglar el problema", apuntó Myriam Benraad, del Centro de Investigaciones Internacionales (CERI) de París.

En tanto, desde Siria se informó que el EI tomó el último campo petrolero que quedaba en manos de Assad. El campo Jazal se halla al este de la ciudad de Homs.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS