El Mundo

Rechazan a una cacique en el gobierno de Paraguay

Asunción.— Una cacique del pueblo indígena paraguayo Aché, Margarita Mbywangi, fue designada por el presidente electo Fernando Lugo como directora de la oficina estatal Indi, que atiende los asuntos aborígenes. Sin embargo, algunos líderes de la mayoría de las 17 etnias rechazaron ser dirigidos por una mujer.

Martes 29 de Julio de 2008

Asunción.— Una cacique del pueblo indígena paraguayo Aché, Margarita Mbywangi, fue designada por el presidente electo Fernando Lugo como directora de la oficina estatal Indi, que atiende los asuntos aborígenes. Sin embargo, algunos líderes de la mayoría de las 17 etnias rechazaron ser dirigidos por una mujer.

La incorporación de Mbywangi en el próximo gabinete, cuando Lugo asuma el poder el 15 de agosto, fue confirmada por Miguel López, secretario general del futuro mandatario.

No a una mujer. El jefe Néstor Flores, de la etnia Guarayo, dijo a los periodistas que "Margarita es una mujer y no está en condiciones de dirigirnos".

Ella es militante del movimiento Tekojojá de izquierda (Gente Unida, en el idioma guaraní). Fue candidata a diputada en las elecciones del 20 de abril, pero su agrupación recibió apenas 18.000 votos, sólo para ganar una banca en diputados (Aida Robles, enfermera) y otra en senadores (Sixto Pereira, líder campesino).

En Paraguay sobreviven 17 etnias con una población no superior a los 100.000 individuos, la mayoría en estado de miseria debido a la desaparición de los bosques de donde obtenían sus alimentos recolectando frutas silvestres y cazando animales.

Cada etnia se considera una nación independiente y no acepta la nacionalidad paraguaya, aunque muchos de sus habitantes, necesariamente, gestionan la obtención de una cédula de identidad para estudiar o trabajar.

La excepción. El pueblo Aché, ubicado en la selva del Amambay, a unos 500 kilómetros al noreste de Asunción, es el único que acepta en su organización interna la designación de una mujer como cacique.

El jefe Flores agregó que "años atrás, Margarita y su pueblo pelearon con los hermanos de la comunidad Avá Guaraní", enfrentados por la posesión de tierras. "Pedimos al presidente Lugo que cancele la designación de Margarita porque no solucionará nuestros problemas de salud y educación. Si ella permanece en el cargo, sólo ayudará a su pueblo", advirtió.

Sin embargo, la futura funcionaria explicó ayer que "ningún indígena está capacitado para trabajar en el gobierno porque nunca antes hubo uno en el poder. Entonces, siempre hay una primera vez", comentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario