El Mundo

Rebeldes sirios toman como rehenes a 48 iraníes "espías"

Damasco/Teherán.— El sangriento conflicto en Siria es cada vez más un polvorín para toda la región: la alianza entre Damasco y Teherán se ha visto trastocada por el secuestro de 48 peregrinos por parte de un grupo insurgente sirio, que acusa a los fieles de ser agentes de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Lunes 06 de Agosto de 2012

Damasco/Teherán.— El sangriento conflicto en Siria es cada vez más un polvorín para toda la región: la alianza entre Damasco y Teherán se ha visto trastocada por el secuestro de 48 peregrinos por parte de un grupo insurgente sirio, que acusa a los fieles de ser agentes de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Un video emitido ayer por el canal saudita Al Arabiya muestra a parte de los secuestrados en manos de la Brigada de Mártires Al Bara. Irán está de parte del régimen del presidente Bashar Assad. Los rebeldes sirios, en cambio, reciben dinero y armas de Arabia Saudita, uno de los principales rivales de Irán en el mundo árabe.

En el video aparece el comandante rebelde Abdul Nasser al Shumeir frente a un grupo de personas que, según afirma, son los 48 secuestrados iraníes. El hombre, que abandonó el ejército sirio para unirse a los rebeldes, muestra un documento de identidad perteneciente supuestamente a uno de los rehenes en el que se indica su pertenencia a la Guardia Revolucionaria. Al Shumeir dijo: "Llevamos meses siguiendo a los iraníes, desde que recibimos información sobre ellos".

La autenticidad del video no pudo ser comprobada de manera independiente. Al Arabiya pertenece a un empresario saudita estrechamente relacionado con la monarquía saudí. Arabia Saudita apoya al ejército rebelde con dinero y armas y rivaliza con Irán, aliado del régimen de Assad, por la supremacía en el Golfo.

"Grupo terrorista". El sábado, Teherán confirmó que 48 peregrinos habían sido secuestrados de camino al aeropuerto internacional de Damasco tras visitar el santuario shiíta de Sayeda Zeinab.

Según informaciones de la embajada iraní en la capital siria, los raptores eran un "grupo terrorista armado". Se desconoce el paradero de los secuestrados. Tanto las autoridades sirias como las iraníes están intentando esclarecer el caso.

La brigada Al Bara, nombrada según Al Baraa ibn Malik (un pariente de Mahoma fallecido en el año 640), procede de Homs. Aparecieron en febrero de este año con el anuncio de que iban a perpetrar atentados suicidas contra instalaciones del régimen de Assad.

En tanto, en la segunda ciudad del país, Aleppo, prosiguen los intensos combates entre las tropas del gobierno y los insurgentes. El régimen atacó sin tregua con artillería el barrio de Saladino. En este barrio también hubo combates, según comunicó el Observatorio de Derechos Humanos sirio, con sede en Londres. Las tropas del gobierno intentan desde hace dos semanas expulsar a los insurgentes de la capital económica del país. Pero los rebeldes están presentando una fuerte resistencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario