El Mundo

Rajoy, ganador de la fallida apuesta del gobierno catalán

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, fue el claro ganador en el duelo a todo o nada con el jefe del Ejecutivo regional catalán, Artur Mas. El domingo, el partido del líder catalán retrocedió muchas posiciones en unas elecciones que él había vinculado...

Martes 27 de Noviembre de 2012

Madrid. —El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, fue el claro ganador en el duelo a todo o nada con el jefe del Ejecutivo regional catalán, Artur Mas. El domingo, el partido del líder catalán retrocedió muchas posiciones en unas elecciones que él había vinculado con el avance del proyecto de independencia de Cataluña. Rajoy puede respirar más tranquilo, mientras gestiona la crisis económica.

El naufragio estrepitoso del proyecto independentista de Mas ha evitado la imagen de inestabilidad política en la prensa internacional que Rajoy temía tanto. Lo dijo durante la campaña electoral: "Esto nos perjudica como país fuera de España". El desafío independentista de Mas le llegó a Rajoy hace dos meses, mientras luchaba en Nueva York por convencer a los más importantes medios estadounidenses de que España es un país fiable que está aplicando las recetas correctas y que saldrá de la crisis.

Desde los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, Cataluña no había vuelto a estar tan presente en la prensa internacional. Mientras España sigue analizando desde hace meses si pide o no un segundo rescate a sus socios en el euro, unos titulares en los medios internacionales del tipo "Cataluña dice sí al plan independentista" habrían sido un fuerte golpe para Rajoy y su gobierno.

"Estas elecciones son más importantes que las generales", dijo el propio Rajoy durante la campaña electoral catalana, a la que él mismo acudió en varias ocasiones a dar mitines y a la que envió a ministros de su gabinete para intentar contrarrestar los llamamientos del presidente del gobierno catalán a emprender el camino de la secesión de España.

En las elecciones catalanas, el jefe del gobierno español se jugaba mucho, no sólo en lo concerniente a una unidad de España de la que él y su Partido Popular (PP) se han proclamado como principales garantes. Pero Mas y su partido, Convergència i Unió (CiU), no sólo no han conseguido la mayoría absoluta que perseguían en el Parlamento catalán como aval al referéndum de autodeterminación que anunciaron para la próxima legislatura, sino que han sufrido una caída estrepitosa.

Poco importa que en ese duelo entre Rajoy y Mas el partido del presidente del gobierno español solo haya ganado un diputado en Cataluña. Lo más importante para Rajoy en esa batalla era evitar la ansiada "mayoría indestructible" que pedía Mas. De ahí seguramente la euforia en la noche electoral de los "populares" catalanes, que celebraron como si de un triunfo se tratara, pese a no haber logrado convertirse en la segunda fuerza en Cataluña que pronosticaban algunas encuestas y a mantenerse en la cuarta posición, detrás de los socialistas, sus rivales directos en toda España.

Queda la guerra.La batalla entre Rajoy y Mas la ganó el jege del gobierno español, pero aún queda una guerra. En el horizonte más cercano está el posible pacto entre la CiU de Mas y los independentistas radicales de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que en las elecciones del domingo se convirtieron en la segunda fuerza en la región del noreste español (ver aparte).

Mas ha sufrido un "varapalo" muy fuerte, pero las aspiraciones secesionistas de una parte importante de la población catalana siguen existiendo. El jefe del gobierno regional catalán sigue queriendo celebrar la consulta de autodeterminación, aunque para eso tenga que pactar con otras fuerzas como ERC. El nuevo Parlamento catalán sigue dominado por los partidos que están a favor de ese referéndum.

Y en el País Vasco, Rajoy tiene otro quebradero de cabeza soberanista, después de que los nacionalistas y los independentistas se hicieran fuertes en las elecciones autonómicas del pasado 21 de octubre. Esas, no obstante, son batallas aún por llegar. Hoy Rajoy celebra su victoria personal en Cataluña. "En mi vida política jamás he visto una operación política tan ruinosa como la de Mas", comentó a sus compañeros de partido en la reunión del comité ejecutivo nacional del PP que analizó en Madrid el "fiasco" del jefe del gobierno catalán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario