El Mundo

Rajoy deberá comparecer en un emblemático caso de corrupción del PP

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, tendrá que comparecer ante la Justicia el 26 de julio para declarar como testigo en el juicio del "caso Gürtel", que juzga una trama de corrupción armada por su Partido Popular (PP). Rajoy deberá presentarse a declarar, no podrá hacerlo mediante un escrito.

Miércoles 31 de Mayo de 2017

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, tendrá que comparecer ante la Justicia el 26 de julio para declarar como testigo en el juicio del "caso Gürtel", que juzga una trama de corrupción armada por su Partido Popular (PP). Rajoy deberá presentarse a declarar, no podrá hacerlo mediante un escrito.

El líder de la formación no podrá declarar tampoco por videoconferencia, como había solicitado, y deberá acudir a la sede del tribunal de la Audiencia Nacional, en Madrid. Será la primera vez que un jefe del gobierno en ejercicio declare ante un tribunal en España. "Yo estoy a lo que dispongan los tribunales", dijo el mandatario conservador desde Portugal tras conocerse la noticia.

La Audiencia Nacional considera que la importancia de su declaración hace que se demande "como opción preferente su presencia física" ante el tribunal, si bien matiza que "dada la condición del testigo se considera procedente adoptar cuantas medidas sean necesarias para preservar su imagen institucional". Los magistrados del tribunal consideran que las razones ofrecidas por Rajoy para no declarar físicamente ante la Justicia "ni son consistentes ni tampoco son razones que impidan al testigo acudir ante el tribunal". Sostienen, además, que la seguridad del mandatario está asegurada y que no supondrá un "despliegue importante de recursos públicos", como argumentó el propio Rajoy para evitar declarar de forma presencial. La decisión del tribunal fue adoptada con el voto en contra de su presidente, que abogaba por una declaración por videoconferencia. Rajoy no comparecerá como jefe del gobierno sino "como un ciudadano español en calidad de testigo" por hechos que se están juzgado "en razón a los cargos" que tenía en el PP cuando sucedieron. Desde el PP consideraron "una rareza" que Rajoy no pueda declarar por videoconferencia y aseguraron que su testificación es "absolutamente innecesaria" e "improcedente". "No tiene nada que aportar", dijo su portavoz parlamentario, Rafael Hernando.

El "caso Gürtel" gira en torno a irregularidades cometidas entre 1999 y 2005 por una red empresarial que recibió a cambio contratos de administraciones del PP. El juicio arrancó en octubre y sentó a 37 personas en el banquillo. Uno de los principales acusados es Luis Bárcenas, ex tesorero del PP que denunció la existencia de una financiación ilegal y acusó a algunos de sus dirigentes, entre ellos Rajoy, de haber recibido dinero en negro. Bárcenas estuvo preso entre junio de 2013 y enero de 2015.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS