El Mundo

¿Racismo o idiotez?: debate en Italia sobre el ataque a una joven atleta negra

Osakue, lanzadora de disco italiana de origen nigeriano, fue agredida la noche del lunes cerca de Turín

Viernes 03 de Agosto de 2018

La agresión que sufrió esta semana la atleta negra Daisy Osakue, a la que le lanzaron un huevo a la cara, abrió un debate en Italia sobre si fue un acto racista o una "idiotez", como lo calificó uno de los arrestados por el ataque. Osakue, lanzadora de disco italiana de origen nigeriano, fue agredida la noche del lunes cerca de Turín desde un auto en marcha. Sufrió daños en la córnea del ojo izquierdo y tuvo que recibir atención hospitalaria. La deportista ya fue dada de alta. "Es triste tener que decir esto, pero se puede sentir la tensión por todas partes. Esta vez fue un huevo, pero la próxima vez podría ser una piedra, una botella o lo que sea", dijo la atleta de 22 años al diario alemán Die Welt.

   Osakue, que recibió el pasaporte italiano con 18 años, estudia en Texas y se siente "ciudadana del mundo". "Racismo hay en todo el mundo", dijo la deportista. Tres jóvenes de 19 fueron detenidos y reconocieron el ataque. Están acusados de lesiones físicas y omisión de auxilio. Uno de ellos niega sin embargo que fuera un ataque racista. "Lo juro, no tiene nada que ver con racismo. Lo único que quiero ahora es disculparme con Daisy", dijo al diario La Stampa uno de los arrestados, Federico De Pascali. "Fui un idiota, todos fuimos idiotas", añadió. El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, calificó la vinculación del ataque con racismo como "algo estúpido". "Hablamos de alarma racista, pero son tres idiotas", señaló.

   Pero el caso de agresión racial contra Daisy no fue el primero ni el último de los que están sucediendo en Italia. En poco más de un mes hubo más de 10 agresiones físicas contra inmigrantes y en distintas ciudades del país, tanto del norte siempre más conservador, como del centro y del sur. Las agresiones verbales y las actitudes discriminatorias de muchos italianos frente a las personas que consideran "no europeas", ya no se contabilizan de tan comunes que se hicieron. Salvini, que lidera el ultraderechista partido La Liga —ex Liga Norte— y que hace una agresiva campaña contra la llegada de inmigrantes africanos y de otros países a las costas italianas, insiste en disminuir la importancia de estos hechos que según él, fueron "inventados por la izquierda" y agrandados por la prensa. « Alarma racismo» no hay, "la única alarma son los delitos de los inmigrantes", dijo. Salvini, que con el líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi di Maio forman el actual gobierno de Italia, coincidió con el fundador del M5S, el cómico Beppe Grillo y con el ministro de Trabajo Luigi Di Maio. "¿«Alarma racismo»? Es sólo culpa de los medios", dijo Grillo en Facebook. Cuando quieren sacarse el problema de encima, es sabido que muchos políticos —y no sólo italianos— suelen echarles la culpa a los periodistas o a los medios.

   Y sobre la agresión a Daisy agregó: "Es sólo un huevo en la cara". Lo que fue interpretado por muchos como: «no hay que exagerar, eso no es racismo». A su vez, Di Maio dijo: "Si se usan estas agresiones para decir que el gobierno fomenta el racismo, rechazo esas acusaciones porque los datos demuestran que hechos como estos ocurrieron también en años precedentes". Que en años precedentes hubo reacciones racistas, discriminatorias y hasta violentas contra extranjeros, es cierto. Pero nunca tan a menudo como ahora en un contexto, europeo, en el que varios países están gobernados por la derecha antiinmigrante, y todo hace pensar que se está generando una cultura xenófoba que arriesga hacer de Europa un mundo circundado por murallas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario