El Mundo

Quince africanos, 9 de ellos bebés, mueren frente a la costa española

Almería (España). — La tragedia de la inmigración ilegal se repitió una vez más frente a las costas españolas: nueve bebés y seis adultos africanos murieron en el intento de alcanzar ilegalmente España, en una travesía de al menos cinco días que concluyó con un rescate frente a Almería, en el sur.

Viernes 11 de Julio de 2008

Almería (España). — La tragedia de la inmigración ilegal se repitió una vez más frente a las costas españolas: nueve bebés y seis adultos africanos murieron en el intento de alcanzar ilegalmente España, en una travesía de al menos cinco días que concluyó con un rescate frente a Almería, en el sur. Los propios supervivientes explicaron al llegar a tierra que durante el viaje fueron tirando los cadáveres al mar. Una falla del motor en la embarcación, un gomón de 6 metros de largo, con la que trataban de alcanzar las costas del sur de España los dejó a la deriva durante varios días.

Los niños muertos tenían entre uno y cuatro años. Sus madres tuvieron que recibir tratamiento psicológico a su llegada. Los 14 muertos durante la travesía aumentaron a 15 con el fallecimiento de una mujer durante el traslado a puerto.

De las 48 personas que partieron del norte de Africa, 33 lograron sobrevivir, entre ellos un niño, el único, que ha sido hospitalizado con fiebre, quemaduras y dificultad para respirar. Una embarcación de salvamento marítimo los rescató durante la noche del miércoles. La Guardia Civil había avistado antes la embarcación a la deriva. Junto con el niño, otros seis inmigrantes tuvieron que ser hospitalizados en "situación extrema".

Entre lágrimas. "Hay personas que han perdido a sus hijos en la travesía", manifestó consternado el delegado del gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón. Voluntarios y policías tuvieron que cargar en brazos a los supevivientes cuando la embarcación de rescate llegó al puerto de Almería durante la noche. Estaban en "muy mal estado, no se tenían en pie", explicó el coordinador de Cruz Roja Franciso Vicente. "No entiendo cómo han aguantado". El responsable de la Cruz Roja calificó como "lamentable e indescriptible" la situación vivida en la que hubo que sacar en brazos a los inmigrantes porque no había camillas y habilitar una cafetería como enfermería.

Lucha contra la pobreza. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó el suceso de "drama terrible y casi insoportable" y reclamó a los países desarrollados que lleguen al 0,7 por ciento de ayuda al desarrollo para luchar contra la pobreza. "Crezca la economía lo que crezca, España va a seguir incrementando la ayuda al desarrollo", dijo. En ese mismo sentido, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ha afirmado que la inmigración tiene que tener un "lugar prioritario" en la agenda de la Unión Europea. "No se puede volver la cabeza y mirar hacia otro lado ante los efectos trágicos que se están produciendo". Zapatero realizará hoy una visita a Marruecos, en el marco de la cual se reunirá con el rey Mohamed VI y con el premier del reino alauí, Abbas El Fassi, con los que abordará, entre otros temas, la lucha contra la inmigración ilegal.

Esta es la segunda tragedia en una semana frente a las costas de España. El lunes murieron 14 africanos al volcar la embarcación en la que viajaban a unas 60 millas de la localidad costera de Motril (Granada). Con la llegada del buen tiempo se incrementa el número de embarcaciones que parten de Africa con inmigrantes que tratan de entrar ilegalmente en España a través de las islas Canarias y de las costas andaluzas. La travesía, muy peligrosa, se cobra cientos de vidas anualmente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario