El Mundo

Quieren investigar a Lula en Brasil por el caso de corrupción en Petrobras

Lo comunicó oficialmente el máximo tribunal luego de que la noticia se conociera a través del semanario Epoca. Desde Argentina, donde se encuentra de visita, Lula dijo desconocer la medida.

Sábado 12 de Septiembre de 2015

La policía federal de Brasil pidió autorización a la Corte Suprema para interrogar al ex presidente Lula da Silva por su posible implicación en un caso de corrupción y sobornos en la petrolera estatal Petrobras. Lo comunicó oficialmente el máximo tribunal luego de que la noticia se conociera a través del semanario Epoca. Desde Argentina, donde se encuentra de visita, Lula dijo desconocer la medida.

   La explosiva noticia se conoció por la revista semanal Epoca en su sitio web, donde publicó copia del documento de la policía federal. La Corte recibió el pedido el miércoles. El tribunal no ha indicado cuándo va a dar a conocer su decisión, sin dudas de un enorme peso político.

   De acuerdo con los documentos publicados por Epoca, la policía federal —a cargo de las investigaciones en Petrobras que han demolido la credibilidad del gobierno de Dilma Rousseff y del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula— cree que el ex presidente “pudo haber obtenido ventajas para sí mismo, su partido y el gobierno mientras era presidente al mantener una base de apoyo político sostenida por negocios ilícitos’’ en Petrobras. Por ello, “atento al aspecto político de los hechos, la presente investigación no puede evitar” el pedido de citación del ex presidente, agrega el escrito. “Los hechos evidencian un esquema que es, ante nada, un esquema de poder político alimentado con voluminosos recursos de la mayor empresa de Brasil”. El pedido de investigación a Lula en el caso Petrolao es una novedad, ya que hasta ahora figura solo en una investigación en otro caso, por tráfico de influencias a favor del detenido empresario Marcelo Oderbrecht, titular de la firma del mismo nombre. Lula habría favorecido a Oderbrechet con fondos estatales y tráfico de influencias ante gobiernos extranjeros para obtener contratos en América latina y Africa.

   Lula dejó la presidencia en enero de 2011, tras dos mandatos y yéndose del poder con una aprobación de 86%. Recientemente, y ante la aguzación de la crisis de Rousseff y del PT, Lula se declaró dispuesto a postularse de nuevo en 2018 por el PT. Si la Corte Suprema permite que la policía federal interrogue a Lula en el caso Petrobras, esta causa ya la mayor en la historia política de Brasil, sumaría un indagado ilustre, aún más que muchos ejecutivos y dirigentes políticos imputados o incluso detenidos.

   La policía federal y el Instituto Lula dijeron que no tenían nada que decir sobre el informe. Desde Argentina, donde se halla de visita invitado por el gobierno de Cristina Kirchner, Lula dijo al canal O Globo que “no me comunicaron nada”.

   El caso de corrupción de Petrobras causó pérdidas a la estatal por más de 3.000 millones de dólares, que fueron a dar a las empresa beneficiadas con el esquema de corrupción o al PT y a sus partidos aliados. Más de 50 diputados, senadores y otras figuras políticas importantes son investigados o ya han sido acusados. Hasta ahora no se han presentado cargos contra la presidenta Dilma Rousseff, quien estaba al frente de la junta directiva de Petrobras mientras se desarrollaba la trama.

   La semana pasada, fiscales presentaron cargos muy graves contra el ex jefe de gabinete de Lula, José Dirceu, el hombre fuerte de su primer gobierno. Dirceu está preso por el “Petrolao”. Fue detenido cuando ya estaba en prisión domiciliaria por la sentencia de un caso de corrupción anterior, el “Mensalao”, una trama de compra de votos en el Congreso que lo derribó del cargo en 2005.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS