El Mundo

Queja demócrata en el inicio del juicio en el Senado

El juicio político al presidente Donald Trump comenzó ayer en el Capitolio, donde los demócratas se opusieron firmemente a las reglas propuestas por el líder republicano en el Senado, quien alega la necesidad de comprimir la fase de presentación de argumentos iniciales y acelerar el proceso.

Miércoles 22 de Enero de 2020

El juicio político al presidente Donald Trump comenzó ayer en el Capitolio, donde los demócratas se opusieron firmemente a las reglas propuestas por el líder republicano en el Senado, quien alega la necesidad de comprimir la fase de presentación de argumentos iniciales y acelerar el proceso.

   El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, abrió oficialmente la sesión, después de que los senadores juraran la semana pasada impartir una “justicia imparcial” como jurados.

   Los demócratas advirtieron que el paquete de reglas propuestas por el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, un aliado de Trump, podría forzar la celebración de sesiones nocturnas que mantendrían al margen a la mayoría de los estadounidenses y crearían una farsa de procedimiento.

   “Este no es un proceso para un juicio justo, es el proceso para un juicio fraudulento”, dijo el representante Adam Schiff, demócrata por California y quien dirige a la parte acusadora. Schiff lo calificó de un “encubrimiento”.    

   McConnell abrió la sesión prometiendo un proceso “justo e imparcial”, y advirtió que el Senado permanecerá en sesión hasta que se adopte su paquete propuesto de reglas.

   “Los abogados del presidente al final recibirán igualdad de condiciones”, dijo el republicano por Kentucky, comparándolo con la investigación de la Cámara baja y que condujo a decidir el juicio político.

   El primer desafío para el Senado convertido en tribunal llegó ayer, con el inicio de una sesión en la que se votaron las normas del debate propuestas por McConnell. Los senadores republicanos, que poseen la mayoría, se están alineando detrás del plan de McConnell.

   “Seguro que será un juicio justo cuando tenga 24 horas de argumentos por cada lado”, dijo el senador republicano Chuck Grassley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario