El Mundo

¿Qué ocurre durante una suspensión temporal?

Domingo 23 de Diciembre de 2018

Miles de trabajadores enfrentaron ayer un cierre parcial de gobierno. En general, el cierre afectaría el trabajo de más de 800.000 empleados, y más de la mitad de ellos se verían forzados a trabajar sin pago:

Qué estará abierto y cerrado. El Seguro Social seguirá emitiendo y enviado cheques. Los soldados seguirán activos. Los doctores y hospitales recibirán sus pagos de reembolso de Medicare y Medicaid. El correo federal es una agencia independiente y no se verá afectadó el servicio de entregas durante la fiesta navideña.

De hecho, prácticamente todas las agencias del gobierno, como el FBI, la Patrulla Fronteriza, seguridad en aeropuertos y los Guardacostas, seguirán abiertas.

El sistema de control de tráfico aéreo, Medicare, el cuidado de salud para veteranos funcionan normalmente. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias seguirá respondiendo a desastres. Casi todos los 240.000 trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional no paran porque son considerados esenciales. La oficina del fiscal especial, que investiga los posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia, no se verá afectada tampoco. Pero miles de trabajadores públicos serán obligados a descansar. Las repercusiones políticas podrían ser duraderas, aun después de que se restauraran los fondos. El Monumento a Washington y muchas otras emblemáticas atracciones cerrarían, al igual que los museos en el National Mall. En el pasado, la mayoría de parques nacionales cerraron, pero durante el último cierre de gobierno, en enero, se trató de que los mismos permanecieran accesibles aun cuando solo contaban con el personal mínimo.

BULLET_CHARACTER Los cierres no son raros. Hace tiempo, los cierres no eran gran cosa. Ocurrieron todos los años de la presidencia de Jimmy Carter, y cada uno duró en promedio 11 días. Durante los dos períodos de gobierno de Ronald Reagan hubo seis cierres, generalmente de uno o dos días cada uno. Las partes llegaban a acuerdos y todo volvía a la normalidad. Antes de un cierre de tres días en enero, causado porque los demócratas insistieron que cualquier medida presupuestaria estuviera acompañada de protecciones para los jóvenes inmigrantes conocidos como dreamers, el último cierre más significativo duró 16 días en 2013. Este último cierre ocurrió cuando los conservadores del "tea party" trataron de bloquear la aplicación de la ley de cuidado de salud promulgada por el ex presidente Barack Obama.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});