El Mundo

Putin ordena la retirada de sus fuerzas de Siria luego de 7 meses de operaciones

La guerra en Medio Oriente. En septiembre había lanzado una ofensiva aérea que fortaleció a su aliado Assad. Desde febrero rige un parcial cese del fuego.

Martes 15 de Marzo de 2016

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó la retirada de las fuerzas rusas de Siria a partir de hoy, coincidiendo con el inicio de las negociaciones en Ginebra entre el gobierno y la oposición para poner fin a cinco años de guerra civil. Rusia mantiene desde septiembre una importante misión militar, en especial de su fuerza aérea, que auxilió al debilitado régimen del presidente Bachar Assad a recuperar la iniciativa militar. Desde el 12 de febrero Rusia y Estados Unidos impusieron un cese del fuego en Siria que se ha mantenido relativamente. El cese del fuego no rige para el grupo Estado Islámico.

"La tarea encomendada al Ministerio de Defensa y a las fuerzas armadas ha sido cumplida, por lo que ordené al ministerio que a partir de mañana comience el retiro de la mayor parte de los contingentes militares de Siria", dijo Putin al ministro, general Sergei Shoigu, en un comentario televisado. El experto militar ruso Yevgueni Mintchenko, explicó: "Putin logró su objetivo más importante en Siria y no quiere verse arrastrado a un largo conflcito armado. Además, Rusia sigue teniendo la posibilidad de ataques con misiles desde el Mar Caspio", apuntó. Rusia comenzó en septiembre una campaña de bombardeos. Decenas de aviones de ataque de diversos modelos ocuparon un base, mientras la marina rusa reforzaba sustancialmente su presencia. También llegaron unidades de tropas especiales del ejército, mientras se aumentaba el envío de tanques y otro material pesado al ejército sirio. Hasta ese momento las tropas de Assad estaban a la defensiva y perdían territorio. La ayuda de la aviación rusa les permitió, junto con la colaboración de soldados de Irán y milicias islámicas de Líbano e Irak, fortalecer sus posiciones y comenzar ofensivas, como la que lanzaron recientemente sobre la ciudad de Alepo. Putin no especificó cuántos aviones o soldados serán retirados, pero enfatizó que la base aérea de Hemeimeem, en la provincia costera de Latakia, así como la base naval de Tartus, continuarán operativas. Unos 40 aviones de combate se hallan en la base de Hemeimeem, mientras en Tartus hay fragatas y llegan continuamente buques de transporte de material pesado. Rusia ha perdido desde septiembre dos aeronaves: un bombardero Su-24 derribado por un caza de Turquía, y un helicóptero de transporte.

Sin embargo, las esperanzas de paz en Siria siguen muy inciertas, ya que las diferencias entre el régimen de Assad y la oposición son abismales, en especial con respecto al futuro de Assad, del que la oposición pide la partida e incluso su ejecución. En Ginebra, la oposición acogió con prudencia el anuncio de Rusia, declarando que esperaría a poder verificar en el terreno el repliegue. La campaña aérea de Rusia ha sido muy criticada porque muchos de sus bombardeos fueron dirigidos contra los grupos rebeldes moderados que son apoyados por Occidente y naciones árabes enemigas de Assad.

El presidente de EEUU Barack Obama habló por teléfono con Putin. Sin embargo, no hubo información sobre la posición estadounidense al anuncio ruso. De acuerdo con la Casa Blanca, Obama saludó el retroceso de la violencia en Siria desde el inicio del alto el fuego acordado por Rusia y EEUU en febrero. Pero también afirmó que las constantes acciones de las tropas sirias amenazan el proceso de normalización liderado por Naciones Unidas.

Diálogo difícil. El anuncio se produjo unas horas después del inicio de las negociaciones mediadas por la ONU en Ginebra, centradas en la transición política. "¿Cuál es el tema principal? La madre de todos los temas es la transición política", declaró el emisario especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura en referencia al principal tema de discordia entre el gobierno sirio y la oposición, que reclama que el presidente deje el poder antes de la instalación de un "organismo de transición". Sin embargo, el régimen no acepta hablar del futuro de Assad. Mientras que la oposición quiere que en seis meses se instale un "órgano de transición" para el régimen de Damasco, esta autoridad transitoria es sólo una simple remodelación ministerial para formar "un gobierno de unidad", es decir ampliado a opositores pero bajo la autoridad de Assad.

Apoyo a Irán

Rusia se opone a sancionar a Irán por sus recientes ensayos de misiles, declaró el embajador de Moscú ante la ONU, Vitaly Churkin. Consultado acerca de si el Consejo de Seguridad impondría sanciones a Teherán, Churkin respondió: “la respuesta corta y clara es no”. El Consejo se reunió a pedido de EEUU para discutir el tema.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario