El Mundo

Putin nombra a un burócrata sin peso propio como primer ministro

El hasta ahora desconocido Mikhail Mishutin fue aprobado en votación unánime por el Parlamento en lugar del destituido Medvedev.

Viernes 17 de Enero de 2020

El presidente ruso, Vladimir Putin, aceleró ayer el proceso de cambios constitucionales que podrían mantenerlo en el poder mucho más allá del final de su mandato en 2024. El Parlamento no tardó en ratificar a su elegido como nuevo primer ministro. El mundialmente conocido Dmitry Medvedev fue sustituido de un día para otro por un burócrata sin aspiraciones políticas, desconocido incluso dentro de Rusia: Mikhail Mishutin, hasta ayer jefe de la oficina de recaudación de impuestos de Rusia.

Al hablar ante un grupo de trabajo especial creado para redactar los cambios constitucionales que impulsa, Putin presentó sus propuestas como una forma de "fortalecer el Parlamento y reforzar la democracia". En realidad, los cambios propuestos son un claro intento de Putin de asegurar un gobierno vitalicio para cuando se termine su último mandato.Putin gobierna Rusia desde la presidencia o el cargo de primer ministro desde hace más de 20 años. Llegó al cargo de jefe del Ejecutivo con el fallecido presidente Boris Yeltsin.

Putin propuso el miércoles una serie de enmiendas radicales a la Constitución. Insistió en dar más peso a "la sociedad civil y los partidos políticos", con vistas a "garantizar el avance de Rusia como un Estado de Derecho". La realidad es que apunta a debilitar el poder del futuro presidente, cuando él no esté más en ese cargo. Horas más tarde, despidió al primer ministro Dmitry Medvedev, que ocupó el cargo durante ocho años, y nombró al jefe de impuestos Mikhail Mishustin para sucederlo. Medvedev, un fiel ladero, no será enviado a casa: Putin lo nombró vicejefe del Consejo de Seguridad de la Presidencia.

La Cámara baja o Duma, totalmente controlada por el Kremlin, aprobó en tiempo récord a Mishustin por votación unánime. Fue una demostración de poder de parte de Putin, que usa al Parlamento a su voluntad. La reorganización ha sacudido a las élites políticas de Rusia, que se quedaron desconcertadas, preocupadas por las intenciones de Putin y los futuros nombramientos en el gabinete.

Putin ha estado en el poder más tiempo que ningún otro líder ruso o soviético desde el dictador comunista Josef Stalin, que gobernó desde 1924 hasta su muerte en 1953.

Mishustin se reunió con varios legisladores de la Duma antes de la votación para su confirmación. Prometió que se centrará en asuntos sociales y la mejora de los niveles de vida. "Todos tenemos los recursos necesarios para cumplir los objetivos fijados por el presidente", dijo. "El presidente quiere que el gabinete impulse el crecimiento económico y ayude a crear empleos. Elevar los ingresos reales es una prioridad", agregó el hasta ayer desconocido Mishutin. Medvedev, además de primer ministro durante ocho años, también fue presidente de 2008 a 2012, guardándole el puesto a Putin, que seguía tomando las decisiones como primer ministro luego de verse forzado a dejar la Presidencia debido a los límites constitucionales de mandatos. Bajo Medvedev, la Constitución fue enmendada para extender el término presidencial de cuatro a seis años, aunque limita al mandatario a dos términos consecutivos.

Mishustin, de 53 años, es un burócrata de carrera que ha sido el jefe del servicio de impuestos durante 10 años y no ha mostrado ambiciones políticas. Se ha ganado una buena reputación entre los expertos, que lo elogian por fortalecer la recaudación fiscal y simplificar el rígido sistema ruso de administración de impuestos.

Esperanzas europeas

La Unión Europea espera que haya una "transición tranquila" en Rusia. "Nuestra posición es que tomamos nota del proceso y esperamos una transición tranquila", ha asegurado un portavoz comunitario a la agencia Europa Press sobre la situación en Rusia. Desde Bruselas señalan que tienen como política evitar entrar a valorar cambios de gobierno si estos se producen en el marco de la legislación interna de cada país. Europa está a la defensiva desde 2014 ante los avances militares de la Rusia de Putin en Ucrania, donde ha ocupado militarmente tres provincias y mantiene un estado latente de guerra. Esto ha forzado a la debilitada Otán a cambiar sobre la marcha su política de desarme que se remonta al fin de la URSS y de la Guerra Fría, en 1991. Ahora, Rusia amenaza el flanco norte de la Otán, presionando a los países bálticos, que temen ser invadidos por Rusia.

cara "Nueva". El flamante premier Mikhail Mishutin.

Putin anunció una reforma constitucional que debilitará al futuro presidente. El termina su ultimo mandato en 2024

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario