El Mundo

Putin auxilia a la Venezuela de Maduro con inversionesen petróleoy minería

El chavista viajó a Moscú para firmar acuerdos por 6.000 millones de dólares. La producción petrolera venezolana continúa desplomándose.

Viernes 07 de Diciembre de 2018

Venezuela cerró acuerdos por 6.000 millones de dólares de inversiones rusas en los sectores petrolero y minero, anunció desde Moscú el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien se reunió con su par Vladimir Putin. Maduro recibe de este modo oxígeno en momentos de profunda crisis y aislamiento internacional. China también ha acudido en auxilio del ahogado régimen chavista. Pero claramente, la ayuda no es gratis: tanto China como Rusia se están quedando con las mejores reservas de hidrocarburos y minerales de Venezuela o bien con su producción diaria de crudo. El proceso lleva años y comenzó en vida de Hugo Chávez.

"Ha sido una jornada de dos días, intensa, de trabajo. Estamos garantizando una inversión petrolera por encima de 5.000 millones de dólares" y "contratos por encima de los 1.000 millones de dólares" para la explotación de oro, aseguró Maduro a la televisión estatal venezolana.

Maduro se reunió el miércoles con su par ruso, Vladimir Putin, como parte de su ofensiva diplomática para encontrar respaldo en medio de una devastadora crisis socioeconómica y sanciones financieras de Estados Unidos. Putin prometió apoyar "sus esfuerzos". Ayer, el venezolano sostuvo encuentros con empresarios para sellar diversos convenios. Sin especificar plazos, Maduro aseguró que la inversión rusa en el área petrolera se enfocará en "empresas mixtas" ruso-venezolanas, con el objetivo de elevar la producción del país sudamericano en "casi un millón de barriles".

La producción de Venezuela se desplomó de 3,2 millones a 1,1 millones de barriles diarios en la última década, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). En septiembre, Maduro se comprometió durante una visita a Pekín a aumentar en un millón de barriles diarios las exportaciones petroleras destinadas a China. Para esto se requieren inversiones por 5.000 millones de dólares. Por lo pronto, el bombeo venezolano sigue bajando. En octubre bajó un 3,3 por ciento hasta 1.171.000 barriles diarios, según fuentes citadas por la OPEP. Los datos oficiales venezolanos son poco confiables, como casi todas las estadísticas del régimen chavista.

Las relaciones entre Venezuela y Rusia vivieron durante la presidencia del fallecido Hugo Chávez un auge en campos como el energético y el militar. La mayor petrolera rusa, la estatal Rosneft, tiene muchas inversiones en Venezuela. Maduro visitó por última vez Rusia en octubre del pasado año, cuando allanó el camino para la reestructuración de una deuda de 3.000 millones de dólares. Rusia, a cambio, exigió participar en la explotación de los yacimientos de oro venezolanos. Algo que está detrás del anuncio de ayer de Maduro. Rusia ha enviado este año 250.000 toneladas de trigo a Venezuela, que firmó con el pasado año con Moscú un acuerdo para el suministro de 600.000 toneladas de cereales.

A poco más de un mes de asumir un segundo mandato con el rechazo de gran parte de la comunidad internacional, el presidente Maduro se recuesta en las dos grandes potencias no occidentales, Rusia y China. Antes de viajar a Moscú, Maduro se reunió en Caracas con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y en los días previos había recibido al canciller de Irán, Hojattolah Soltaní, y al presidente de la Asamblea Suprema de Corea del Norte, Kim Yong Nam, directo representante del dictador Kim Jong Un. Un espectro de países y regímenes que son adversarios o directos enemigos de Occidente.

Cooperación militar

La cooperación militar de Venezuela con Rusia también se mantendrá en algo nivel. Aviones y barcos de Rusia harán visitas a Venezuela como parte de la cooperación militar bilateral, anunció ayer el jueves el ministro ruso de Defensa. Sergei Shoigu hizo esta declaración durante un encuentro con su homólogo venezolano Vladimir Padrino López en Moscú. Este señaló que Venezuela desea que Rusia ofrezca un plan de modernización para las armas rusas compradas en la década pasada. Shoigu comentó que los aviones militares de Rusia continuarían haciendo escalas en Venezuela y que los barcos de la Armada atracarían en sus puerto, pero no mencionó ninguna fecha específica. Rusia envió bombarderos estratégicos Tu-160 y un misil crucero a Venezuela en 2008.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});