El Mundo

Puigdemont es propuesto candidato a ser otra vez presidente de Cataluña

El líder independentista catalán Carles Puigdemont fue propuesto como candidato a presidir de nuevo Cataluña.

Martes 23 de Enero de 2018

El líder independentista catalán Carles Puigdemont fue propuesto como candidato a presidir de nuevo Cataluña. La designación coincide con su primer viaje público fuera de Bélgica, donde se fugó para huir de la Justicia española por rebelión y sedición. España ya advirtió que emitirá una orden de captura contra Puigdemont, al que ya intenta extraditar desde Bélgica.

"Propondré a la cámara al diputado Carles Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat", anunció en Barcelona el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, tras reunirse la semana anterior con los diferentes partidos. "Soy consciente de la situación personal y judicial del señor Puigdemont, pero soy consciente también de su absoluta legitimidad para ser candidato", añadió Torrent,quien sin embargo no fijó la fecha del debate que debe celebrarse como máximo el 31 de enero.

Puigdemont se arriesga a ser detenido si vuelve a España para su investidura y por eso quiere ser proclamado "a distancia" por el Parlamento, donde los independentistas tienen mayoría absoluta tras las elecciones del 21 de diciembre. Esta posibilidad es sin embargo claramente ilegal, y los propios independentistas lo admiten. El departamento de asuntos jurídicos del Parlamento catalán se pronunció en contra de la asunción "a distancia" de Puigdemont.

Los comicios catalanes fueron convocados por el gobierno central de Mariano Rajoy, tras intervenir Cataluña, horas después de la fallida declaración de independencia del 27 de octubre.

Puigdemont recibió la noticia de su designación en Dinamarca, donde aterrizó por la mañana en su primer viaje público fuera de Bélgica desde que se instalara el 30 de octubre en ese país en carácter de prófugo de la Justicia.

En un debate organizado por la Universidad de Copenhague sobre el conflicto catalán, el independentista reclamó a la Unión Europea reconocer el "derecho de autodeterminación" de Cataluña y reiteró sus planes de restituir su "gobierno legítimo" destituido por Rajoy. "No vamos a capitular frente al autoritarismo, a pesar de las amenazas de Madrid. Pronto formaremos un nuevo gobierno", desafió Puigdemont. Pero es claro que la proclamación de independencia y un referendo convocado por Puigdemont son dos acciones que quedan fuera de la Constitución española, que no admite tales procedimientos. De ahí el mandato de captura que pesa sobre el ex gobernante. Todo su gobierno fue destituido y quienes se quedaron en España fueron detenidos. Muchos recuperaron la libertad, pero en forma provisional.

La fiscalía española aprovechó su viaje para intentar reactivar una orden europea de arresto. Pero el Tribunal Supremo declinó la petición. El magistrado supremo Pablo Llarena alegó que Puigdemont busca "la provocación de una detención en el extranjero" para poder ser investido a distancia, alegando que su ausencia "no responde a su libre decisión como prófugo de la justicia, sino que es la consecuencia de una situación que le viene impuesta". El juez considera "razonable" la petición de la fiscalía, al tratarse de un fugado de la Justicia, pero añade que hay motivos para no atenderla en este momento. El magistrado explica que prefiera aplazar la decisión al momento en que "el orden constitucional" y "el normal funcionamiento" del Parlamento catalán no puedan resultar "afectados" por la orden de detención. También considera más prudente esperar a que la investigación permita al país en el que se encuentre Puigdemont una evaluación "completa" de los hechos delictivos. En diciembre, el juez ya retiró la "euroorden" existente para evitar divergencias entre la Justicia belga y la española.

Esta causa judicial ha puesto en aprietos a los independentistas. Tres diputados están en prisión preventiva en Madrid y otros cinco en Bélgica. Y varios recuperaron la libertad solo luego de desdecirse de sus afirmaciones anticonstitucionales. El presidente del Parlamento catalán pidió reunirse con Rajoy para buscar una solución a "la situación anómala que vive el Parlamento en el que ocho de sus diputados ven vulnerados sus derechos políticos", dijo Torrent.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario