El Mundo

Prodi: que llamen a otro para hacer reformas

Luego de la dramática caída del premier Romano Prodi por un fallido voto de confianza en el Senado, el presidente italiano Giorgio Napolitano inició ayer una ronda de consultas para decidir el futuro político de Italia. Prodi y su gabinete se mantienen mientras tanto en funciones para despachar los asuntos corrientes.

Sábado 26 de Enero de 2008

Roma. — Luego de la dramática caída del premier Romano Prodi por un fallido voto de confianza en el Senado, el presidente italiano Giorgio Napolitano inició ayer una ronda de consultas para decidir el futuro político de Italia. Prodi y su gabinete se mantienen mientras tanto en funciones para despachar los asuntos corrientes.
  Pero el derrotado Prodi advirtió ayer que “no está disponible” para presidir un eventual gobierno que lleve adelante una serie de reformas del sistema institucional italiano. “No debo ser yo la persona que pueda cumplir con el rol de guiar un gobierno para las reformas” dijo Prodi a sus aliados, con muchos de los cuales mantiene una relación de mutua desconfianza. Agregó que se dedicará a “hacer de abuelo”.
  Desde la otra vereda política, Silvio Berlusconi anticipó que cuando les toque el turno a él y a sus aliados dirán a Napolitano “que se debe ir a votar lo más rápido posible”, con la actual ley electoral, una herencia de su anterior gobierno y a la que muchos culpan de la actual crisis. Berlusconi aseguró que lograría en el Senado “una amplia mayoría del 10%”. Prodi cayó el viernes en el Senado luego de convivir en esa Cámara con una exigua mayoría durante sus arduos 20 meses de gestión.

A ver los sondeos. “Basta ver los sondeos para darse cuenta que se puede ir a votar con esta ley y basta ver que la izquierda no puede gobernar” sentenció Berlusconi. Desde el entorno del Cavaliere deslizan una fecha para ir a las urnas: el 3 de abril próximo. El líder del centroderecha desechó por diversos motivos los dos proyectos de ley electoral que se debaten en el Parlamento, alegando que en el centroizquierda no existe consenso para llevar adelante esa reforma.
  Sin embargo, tanto el centroizquierda como el presidente Napolitano se oponen a ir a elecciones sin reforma previa, y desean formar para ello un gobierno institucional o técnico. También desde el mundo de los negocios llegan señales en apoyo a esta alternativa. El presidente de la federación Confindustria, Luca de Montezemolo, abogó por “un breve y eficaz período de reformas compartidas, en el interés general”.
  En tanto, Napolitano se reunió ayer con los titulares de las dos Cámaras del Parlamento para estudiar la situación. El presidente del Senado, Franco Marini, desechó rumores sobre su candidatura a liderar el gobierno de transición que haría las reformas. Las consultas seguirán hasta el martes próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario