El Mundo

Prisión para 12 ucranianos detenidos tras el incidente naval con Rusia

Un tribunal en Crimea acusó a un primer grupo de marinos de violación de la soberanía, lo que les valdría una pena de hasta seis años de cárcel.

Miércoles 28 de Noviembre de 2018

Un tribunal ruso en Crimea envió ayer a prisión preventiva por dos meses a 12 de los 24 marineros ucranianos detenidos el domingo en el marco de una disputa en el mar de Azov que provocó una escalada del enfrentamiento entre Kiev y Moscú, informaron medios estatales. Las Fuerzas Armadas rusas interceptaron tres buques ucranianos y detuvieron a la tripulación acusando a los marineros de violar su soberanía, después de que la guardia costera les impidiera acceder por el estrecho de Kerch. La vía marítima entre Crimea y tierra firme rusa separa el mar Negro y el de Azov. Moscú la considera bajo su soberanía, pese a que un acuerdo de 2003 garantiza la libre circulación de Ucrania. El incidente, que dejó al menos tres ucranianos heridos, hizo subir la tensión entre los dos países, ya enfrentados por el conflicto en el este de Ucrania a raíz del cual Rusia se anexionó Crimea en 2014.

"Cruce ilegal"

Pese su dimensión política y los llamamientos internacionales para liberar tanto los barcos incautados como a los marineros, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, insistió ayer en que su destino sería decidido por la Justicia y no por el gobierno. El tribunal ruso en Crimea decretó dos meses de prisión preventiva contra el primer grupo de marineros, bajo la acusación de cruzar ilegalmente la frontera, que les podría reportar hasta seis años de prisión si fueran condenados en Rusia. Ayer se estudiaron los casos de 12 marineros de menor grado, mientras hoy se verán los de marineros de rango de oficial, dijo Liudmila Liubina, delegada de los derechos humanos en Crimea. Entre los detenidos se encuentran oficiales del servicio secreto ucraniano, confirmó mientras tanto la inteligencia de ese país. Al parecer, los agentes ayudaban con información de inteligencia a la fuerza naval ucraniana. Uno de los oficiales resultó herido de gravedad por un "misil no guiado" disparado desde un avión de combate.

El ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Pavel Klimkin, dijo en la televisión local que los marineros tienen el estatus de prisioneros de guerra, por lo que no pueden ser condenados. Por esta razón, el gobierno ucraniano está negociando con la Cruz Roja, aseguró. El incidente provocó una escalada de conflicto. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, decretó el lunes la ley marcial durante 30 días, que fue ratificada después en el Parlamento.

La propia Rusia alertó ayer de las consecuencias. "La imposición del estado de excepción en diez regiones, incluidos los territorios separatistas de Donetsk y Lugansk, puede desembocar en una escalada de las tensiones en el conflictiva región, concretamente en el sureste", dijo el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov. Peskov señaló que el presidente ruso, Vladimir Putin, expresará su postura sobre el incidente naval con Ucrania "en los próximos días", probablemente, en el marco de su participación en la cumbre del G-20 que se celebrará en Buenos Aires entre el viernes y sábado próximos.

La subida de tono de la disputa es observada con preocupación en todo el mundo y Alemania y Francia tendieron ayer la mano a mediar en la misma, algo que se apresuró en rechazar Moscú. Las autoridades rusas y ucranianas pueden discutir los problemas por sí mismas, dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, tras conversar con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, ayer en París. "Y si en algún momento hay cuestiones técnicas que Ucrania no tiene del todo claras, se puede debatir ante las autoridades fronterizas locales de ambos países". Sin embargo, Putin no tiene previsto hablar con su homólogo ucraniano Petro Poroshenko, sobre el incidente, señaló el Kremlin. Moscú lo denunció como una estratagema de Poroshenko para retrasar las elecciones presidenciales de marzo.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ofreció mediar en el marco del conocido como formato de Normandía. Ese formato, integrado por Rusia, Ucrania, Francia y Alemania, se puso en marcha para tratar temas relacionados con el conflicto en Ucrania, donde los separatistas prorrusos y las tropas del gobierno ucraniano se enfrentan desde 2014. Más de 10.000 personas, incluyendo 2.700 civiles, murieron en ese conflicto. Le Drian dijo que el incidente parte en gran medida de la fuerte remilitarización de la región y llamó a la contención a ambas partes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});