El Mundo

Primera reunión con los acreedores mientras crece el riesgo de un default

Representantes del gobierno de Venezuela y tenedores de títulos de deuda externa del país se reunieron ayer por primera vez en Caracas, sin que los funcionarios presentaran una propuesta concreta para la renegociación de esas obligaciones, informaron fuentes de los acreedores. El fantasma de un default de la deuda externa venezolana sobrevuela las negociaciones.

Martes 14 de Noviembre de 2017

Representantes del gobierno de Venezuela y tenedores de títulos de deuda externa del país se reunieron ayer por primera vez en Caracas, sin que los funcionarios presentaran una propuesta concreta para la renegociación de esas obligaciones, informaron fuentes de los acreedores. El fantasma de un default de la deuda externa venezolana sobrevuela las negociaciones.

El encuentro fue convocado por el presidente Nicolás Maduro a renegociar la deuda externa venezolana, que, a falta de datos oficiales, fuentes privadas estiman en una magnitud de entre 120.000 y 140.000 millones de dólares. La reunión, efectuada en el Palacio Blanco, sede de la Casa Militar y ubicado frente al palacio presidencial de Miraflores, fue breve, dijeron fuentes de los acreedores. En ella, los funcionarios del gobierno solo dijeron que sus problemas para financiarse se deben a las sanciones impuestas por Estados Unidos pero no presentaron una propuesta para el cambio de las condiciones de pago de sus compromisos, agregaron los informantes.

Maduro dijo por televisión que asistirían 414 personas que representan a 91 por ciento de los tenedores de deuda venezolana. Mientras tanto, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, en inglés), que reúne a entidades que representan a tenedores de deuda, postergó para hoy la reunión que tenía previsto celebrar ayer en Nueva York. El motivo del encuentro es evaluar las consecuencias de un retraso en el pago de un vencimiento por 1.161 millones de dólares de bonos de la petrolera estatal PDVSA, que debió haberse cancelado el 3 de este mes y fue pagado días más tarde según el gobierno.

La ISDA explicó que determinar si ha ocurrido un cese de pagos en relación con PDVSA está aún estudio. Una decisión negativa de la ISDA dispararía el pago de seguros y colocaría a Venezuela en default.

Paralelamente, la calificadora de crédito china Dragong Global Credit Rating informó que puso a Venezuela en su lista de revisiones negativas debido al deterioro de la economía y las finanzas públicas del país. "La sombría perspectiva de la reestructuración de la deuda causa una considerable incertidumbre sobre si el gobierno venezolano puede pagar sus deudas que vencen, lo que puede resultar en altos riesgos de incumplimiento", advirtió la firma china en un comunicado. La deuda que el gobierno venezolano intenta reestructurar está compuesta por 15 bonos de la República o de PDVSA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario