El Mundo

Presuntos etarras detenidos participaron en atentado de Madrid de 2006

Dos presuntos etarras detenidos el domingo en Guipúzcoa formaban parte del comando que llevó a cabo el atentado que en diciembre de 2006 cobró la vida de dos personas en el aeropuerto madrileño de Barajas...

Miércoles 09 de Enero de 2008

Madrid- Dos presuntos etarras detenidos el domingo en Guipúzcoa formaban parte del comando que llevó a cabo el atentado que en diciembre de 2006 cobró la vida de dos personas en el aeropuerto madrileño de Barajas, informó el miércoles el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Igor Portu y Martín Saraola eran miembros no fichados del grupo separatista vasco ETA y junto a otros dos varones -Mikel San Sebastian y Joseba Iturbide- integraban un comando que llevaba actuando desde 2001 y que ha sido responsable de algunas de las acciones más importantes de la banda en los últimos años, dijo Rubalcaba en rueda de prensa en Madrid.

“Se trataba de un comando especial, tras su desarticulación ETA no tiene ni fábrica de bombas ni comando especial”, dijo Rubalcaba.

“Ha sido una operación brillante y muy importante de la Guardia Civil”, añadió.

Tras los primeros años en los que el comando se dedicó a pasar a personas a través de la frontera, a partir del 2004 se encargó de suministrar armas y explosivos a otros comandos.

A partir del 2005 el grupo pasa a hacer acciones por cuenta propia, hasta que el 30 de diciembre del 2006 tres de sus miembros -Portu, Sarasola y el prófugo Mikel San Sebastián- colocaron una bomba muy potente en un aparcamiento de una terminal del aeropuerto madrileño de Barajas.

La explosión causó la muerte de dos ciudadanos ecuatorianos y se llevó a cabo estando en vigor una tregua de ETA, que se rompió en junio del 2007.

Portu y Sarasola fueron también los responsables del estallido de una potente bomba en Castellón, que hicieron explotar cuando creyeron verse sorprendidos por las fuerzas de seguridad en agosto del 2007, explicó Rubalcaba.

A los cuatro miembros del comando, todos ellos residentes en la localidad navarra de Lesaka, los formó el presunto dirigente etarra José Antonio Aranibar, detenido en julio del 2007 cuando intenta introducir un coche bomba en España.

La detención de Portu y Sarasola ha permitido hallar dos zulos donde la banda armada guardaba unos 150 kilogramos de material para fabricar explosivos.

El ministro salió al paso de las acusaciones de malos tratos a los dos detenidos que habían surgido desde el ámbito de la izquierda 'abertzale' y dijo que los datos forenses con los que contaba avalaban la versión de la Guardia Civil de que las lesiones se habrían producido en el forcejeo previo a la detención.

“La Guardia Civil y el Ministerio del Interior somos los más interesados en que esto quede definitivamente claro porque si algo tiene la democracia es que somos moralmente superiores a los terroristas”, dijo Rubalcaba. (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario