El Mundo

Preocupación mundial por el uranio de Irán y temores de una guerra

Alemania, Inglaterra y Francia lamentaron las reservas que sobrepasan los acuerdos. China culpó a EEUU. Israel se prepara para una "conflagración".

Miércoles 03 de Julio de 2019

Los gobiernos de Francia, Reino Unido y Alemania, así como la Unión Europea (UE), expresaron ayer su "gran preocupación" por el anuncio de Irán en el sentido que ha sobrepasado el límite de uranio enriquecido que podía acumular según el acuerdo nuclear de 2015.

En un comunicado conjunto, los ministros de Exteriores de los tres países europeos firmantes del acuerdo expresaron: "Lamentamos esta decisión de Irán, que pone en duda un instrumento esencial para la no proliferación nuclear", y exhortaron a Teherán a que "dé marcha atrás en este paso y eviten nuevas medidas que socaven el acuerdo nuclear".

En una declaración de diferente tenor, el gobierno de China dijo "lamentar" que Irán haya sobrepasado el límite de uranio pero achacó la situación a la "campaña de máxima presión" por parte de Estados Unidos.

"China lamenta las medidas adoptadas por Irán y, como China ha dicho en repetidas ocasiones, la campaña de máxima presión de Estados Unidos es la causa de las tensiones nucleares actuales con Irán", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores del gigante asiático, Geng Shuang.

El gobierno de Irán superó el lunes el límite de reservas de uranio poco enriquecido que contemplaba el acuerdo nuclear, fijado en 300 kilogramos, tal y como confirmó Teherán y la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA).

Posteriormente, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, subrayó que su país no ha incumplido el acuerdo y ha expresado la disposición de su país a dar marcha atrás en cuanto las demás partes cumplan sus compromisos, en referencia a la retirada de Estados Unidos de este acuerdo.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a Irán de que está "jugando con fuego", en medio del aumento de las tensiones bilaterales tras la retirada de Washington del pacto en mayo de 2018.

Por un carril parecido a China se expresó Rusia a través de su canciller, Sergey Lavrov, quien exhortó a Irán a cumplir con sus obligaciones pero afirmó que las sanciones estadounidenses han evitado efectivamente que Irán venda el exceso de uranio que produce, contribuyendo a que aumenten sus reservas.

El ministro Lavrov hizo un llamado a Teherán para que "demuestre moderación, no ceder a las emociones" y cumpla con las cláusulas del acuerdo.

Israel

El ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz, dijo que su país se está preparando militarmente de cara a la posibilidad de que estalle un conflicto en la región.

"Debe tenerse en cuenta que los cálculos equivocados del régimen (iraní) (...) podrían hacer que se pase de la ‘zona gris' a la ‘zona roja', que es una conflagración militar", sostuvo. "Debemos estar preparados para eso y por ello el Estado de Israel sigue decidido a aumentar su poderío militar de cara a una situación en la que tenga que responder ante escenarios de recrudecimiento", argumentó.

Katz dijo que lo que describió como una "guerra económica" contra Irán tendrá éxito. "Irán no tiene posibilidades. Con duras presiones económicas y sanciones hay que lograr los objetivos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario