El Mundo

Preocupa a Obama el mayor retroceso de la economía de EEUU en 26 años

El PIB se contrajo a un ritmo anual del 3,8 por ciento en el cuarto trimestre de 2008. El presidente llamó a actuar de manera rápida y decidida ante la magnitud de la crisis.

Sábado 31 de Enero de 2009

Washington. — La economía estadounidense se contrajo en el cuarto trimestre de 2008 a su ritmo más rápido en casi 27 años, mostraron ayer datos del gobierno, hundiéndose aun más en una recesión por un recorte en el gasto de los consumidores y las empresas. En un reporte que mostró una contracción de amplia base en casi todos los sectores, el Departamento de Comercio dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) bajó a un ritmo anualizado de 3,8 por ciento, el mayor descenso desde el primer trimestre de 1982.

El presidente Barack Obama, que está presionando al Congreso para que apruebe un paquete de gasto y medidas de recortes impositivos que podrían costar cerca de 900.000 millones de dólares, dijo que el reporte destacaba la necesidad de una rápida acción del gobierno. "Es un desastre continuo para las familias trabajadoras estadounidenses", dijo el mandatario. "La recesión se está profundizando y la urgencia de nuestra crisis económica está creciendo", agregó. El declive, no obstante, no fue tan grande como los analistas habían esperado gracias a un aumento de 6.200 millones de dólares en inventarios, un suceso que sugiere que las empresas podrían retroceder incluso más abruptamente en el primer trimestre, prolongando una recesión que ya dura un año. El profundo descenso siguió a un ritmo de 0,5 por ciento de declive en el tercer trimestre de 2008. Fueron las primeras contracciones consecutivas en la producción desde el último trimestre de 1990 y el primer trimestre de 1991. Los índices bursátiles estadounidenses cayeron un 1 por ciento por las pesimistas noticias económicas. El dólar subió frente al euro, ya que las noticias económicas desde Europa eran aun más sombrías. Los analistas esperaban una contracción del 5,4 por ciento en el cuarto trimestre de 2008.

El miércoles, la Cámara de Representantes aprobó un paquete de impulso coyuntural de 819.00 millones de dólares que pretende acelerar el crecimiento y asegurar o crear más de tres millones de empleos. El Senado presentará pronto su propia versión que probablemente votará la próxima semana.

Ante el crítico panorama, Obama dijo que el gobierno no puede demorar mucho más la adopción de medidas. Anunció además la formación de una comisión que estudiará la problemática de la clase media, designando como presidente de la misma al vicepresidente Joe Biden. En otra medida, el mandatario firmó tres decretos ejecutivos para derogar la política de su predecesor en materia laboral que según los gremios favorecía a los patrones frente a los trabajadores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS