El Mundo

Postergaron por seguridad la reapertura del museo del Bardo en Túnez

Hoy se difundió la filmación de un visitante en el momento en que se producía el atentado, la semana pasada, cuando murieron veinte turistas y un policía tunecino.

Martes 24 de Marzo de 2015

La reapertura al público del museo del Bardo en Túnez, prevista para hoy, menos de una semana después del atentado que dejó 21 muertos, ha sido postergada por “razones de seguridad”, aunque estaba programado un homenaje a las víctimas.

“Nos ha tomado por sorpresa. Por razones de seguridad no podemos recibir a un gran número de visitantes según el ministerio del Interior”, explicó la responsable de comunicación de la institución, Hanene Srarfi. “No tenemos fecha” para la reapertura del museo al público, añadió la funcionaria.

“Los ministerios del Interior y de Cultura han decidido que esta tarde habrá un evento oficial para la prensa y las personalidades, para el público es un poco pronto”, explicó.

Concretamente, estaba previsto para esta tarde un concierto de la Orquesta Sinfónica de Túnez, y un homenaje a las 21 víctimas, 20 turistas extranjeros y un policía tunecino.

Inicialmente, las autoridades anunciaron en un primer momento que el museo iba a reabrir el martes al público, menos de una semana después del ataque efectuado por dos hombres armados de kalashnikov, que fueron luego abatidos.

El atentado dejó en evidencia los fallos de seguridad alrededor del museo y del Parlamento, que se encuentra en el mismo recinto.

Un tercer sospechoso sigue fugado.

El atentado del Bardo el pasado miércoles fue el primero contra extranjeros en este país desde 2002. Es también el primero reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI), que opera en la vecina Libia y ocupa importantes zonas de Siria e Irak, y tiene en sus filas a centenares de tunecinos.

Por su lado, la presidencia tunecina quiere organizar una marcha el domingo, para denunciar el ataque y recibir la visita de dirigentes extranjeros.

Mientras tanto, hoy se difundieron nuevas imágenes del atentado. Una turista filmaba una visita guiada cuando se escucharon los primeros disparos, por lo que los visitantes del museo se apresuraron a escapar por los pasillos, mientras la cámara seguía encendida y registrando todo a su alrededor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS