El Mundo

Por primera vez, Obama y Bush hablaron a solas en la Casa Blanca

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle se reunieron en la Casa Blanca con el actual mandatario, George W. Bush, y la primera dama, Laura. El encuentro, de dos horas, fue en cierta forma el inicio formal de la transición, que terminará el próximo 20 de enero con la asunción de Obama. ► Video: Bush recibe a Obama en la Casa Blanca.

Martes 11 de Noviembre de 2008

Washington. — El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle se reunieron en la Casa Blanca con el actual mandatario, George W. Bush, y la primera dama, Laura. El encuentro, de dos horas, fue en cierta forma el inicio formal de la transición, que terminará el próximo 20 de enero con la asunción de Obama. Los dos hombres se saludaron con un apretón de manos. Luego los cuatro posaron para las fotos en el frente de la mansión que es sede del Poder Ejecutivo, y después los dos hombres entraron en el despacho presidencial. "El encuentro fue tan privado que nadie más participó de la reunión", apuntó el diario Washington Post.

Avidez de chismes. El rotativo de la capital estadounidense agregó que mientras Obama y Bush se encerraban en el Salón Oval, que Obama nunca antes había visitado, Laura Bush le mostraba a Michelle las salas y dependencias en las que vivirán los Obama a partir del 20 de enero. La Casa Blanca, a diferencia de otros palacios presidenciales, es a la vez sede del Poder Ejecutivo y residencia del presidente. "Michelle usó su día en Washington buscando escuela para sus dos hijas, Malia y Sasha, de 10 y 7 años", agregó el Post. El tema desvela no sólo a Michelle, contó el diario, sino a media Washington, que se ha vuelto especialmente ávida de chismes sobre la familia Obama.

Durante la campaña electoral, el entonces candidato demócrata arremetió con dureza y repetidamente contra la política económica de Bush y la guerra de Irak, y había advertido que su contendiente republicano, John McCain, buscaría una continuidad de esas políticas. "Por supuesto que tienen diferencias políticas, pero ambos aman a su país por igual y es ese amor por el país lo que pondrán en primer lugar. Trabajarán juntos para asegurar que tienen todo lo que necesitan para avanzar", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, quien aseguró además que Bush comprende que la animosidad de la campaña es parte de la vida política. Los dos hombres integran un "club muy pequeño que entiende cómo es ser comandante en jefe, ser el líder de nuestro gran país", añadió la vocera.

Bush y Obama se reunieron para dialogar sobre el proceso de transición. Estos encuentros entre mandatario saliente y electo son tradicionales en los traspasos de poder en Estados Unidos, aunque esta vez se celebró especialmente temprano, sólo seis días después de las históricas elecciones del 4 de noviembre. La vocera Perino no quiso dar precisiones sobre la agenda del diálogo, pero se estima que la crisis económica y la amenaza de ataques terroristas fueron temas seguramente conversados entre ambos en su encuentro a solas.

Transición en guerra. Durante su alocución radial semanal, Bush advirtió el sábado sobre los peligros de la primera transición presidencial tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Esta será la primera transición presidencial en tiempos de guerra en cuatro décadas. Estamos en combate contra extremistas violentos decididos a atacarnos y no hay nada que les gustaría más que minar este período de cambio para dañar al pueblo estadounidense", alertó Bush.

Como parte de la transición, Obama comenzó a recibir informes de inteligencia y será notificado en general sobre las principales cuestiones del país, incluyendo lo relativo a las guerras de Irak y Afganistán. "Voy a ir con un espíritu bipartidario y con la idea de que tanto el presidente como varios líderes en el Congreso reconocen la gravedad de la situación actual y quieren resolver las cosas", había anticipado Obama antes del encuentro de ayer.

Bush, por su lado, valoró la histórica victoria electoral de Obama y se comprometió a hacer todo lo posible para lograr una transición cómoda. Obama, por su parte, remarcó que Bush sigue siendo el líder del país hasta el 20 de enero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario