El Mundo

Piñera salió primero, pero irá al ballottage con Guillier

El centroderechista quedó lejos del 44 por ciento. La sorpresa fue la centroizquierdista Sánchez.

Lunes 20 de Noviembre de 2017

El centroderechista Sebastián Piñera ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, pero habrá un ballottage, tal como se preveía. Con el 97,33 por ciento de los votos escrutados, el ex presidente Piñera encabezaba la primera vuelta, con 36,63 por ciento. Lo seguían el oficialista Alejandro Guillier con 22,66 por ciento de los votos y, mucho más cerca de lo previsto por los sondeos previos, Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, que obtenía un 20,33 por ciento de los sufragios. Los sondeos quedaron así muy lejos de los números que salieron de las urnas. Ni Piñera alcanzó el 44 por ciento previsto hasta hace pocos días, ni Beatriz Sánchez quedó en un lejano tercer puesto con 8 por ciento de votos, como preveían todas las encuestas. Ahora, la situación para el ballottage se plantea mucho más competitiva: en lugar de ser una mera ratificación de Piñera, Guillier podría salir triunfador si suma los votos de Sánchez, más los de otros candidatos menores. Mientras ayer sólo se podía ganar por mayoría absoluta, es decir, con el 50 por ciento más un voto, en el ballottage del 17 de diciembre se triunfará por simple mayoría: el que salga primero será el nuevo presidente de Chile. La participación, en tanto, fue baja, como se preveía: apenas un 44,19 por ciento del padrón.

En estas elecciones generales, los chilenos tuvieron opción de votar por ocho candidatos para elegir al sucesor de la socialista Michelle Bachelet. La fragmentación fue evidente en la centroizquierda. Además de Piñera, Guillier y Sánchez había otros cinco postulantes, entre ellos, el progresista Marco Enríquez Ominami (5,7 por ciento de votos), quien ya había adelantado su apoyo en un ballottage a Guillier, y el derechista José Antonio Kast. Este ultraconservador plantea derogar la ley de aborto recién aprobada, tener armas para defenderse de delincuentes y eliminar la ley laboral. Kast recogió ayer un 7,89 por ciento de sufragios. Una sólida base para crear un nuevo partido. Los derechistas puros, alejados del centrismo de Piñera, ayer lo siguieron, quitándole al candidato ganador ese 8 por ciento de votos que le faltó para tener un "colchón" que lo hubiera dejado en posición ganadora de cara al ballottage.

Piñera —quien siempre marcó sus distancias con la derecha pinochetista y ahora se ha mantenido alejado de las posturas de Kast— representa al conglomerado Chile Vamos, que incluye a la UDI, a la centroderechista Renovación Nacional (RN, el partido de Piñera) y a otros dos grupos menores. La UDI y RN fueron el sostén político de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), RN siempre mostró un perfil centrista alejado del dogmatismo conservador y católico duro de UDI. Anoche, en el mando de campaña de Piñera había sorpresa por el bajo porcentaje obtenido. En "Chile Vamos", como se llama la coalición de Piñera, proyectaban que obtendría entre el 44 y 45 por ciento. En su discurso de agradecimiento, el candidato sostuvo que recibieron "en forma fuerte y clara pero también con mucha humildad la voz de los chilenos. Estamos contentos, porque hemos logrado un gran resultado" Y sobre el bajo número obtenido reseñó: "este resultado es muy parecido al del 2009 y ustedes recordarán que ganamos la elección". En aquella ocasión, Piñera cuando en la primera vuelta contra Eduardo Frei sumó un 44,06 por ciento contra un 29,60 por ciento. Piñera destacó que ganaron en más de 300 comunas y en especial en las de clase media y clase popular.

Para vencer a este conglomerado en segunda vuelta, Guillier, un periodista independiente que se transformó en el candidato de la golpeada coalición oficialista Nueva Mayoría, tendría que negociar con las fragmentadas izquierda y centroizquierda chilenas, a las cuales no supo conducir como un líder, según el analista Marcelo Mella. Uno de sus posibles respaldos será la candidata Carolina Goic, presidenta del centrista Partido Demócrata Cristiano (PDC) que obtuvo 5,90 por ciento de votos. La salida de la DC de la coalición oficialista fue un punto de quiebre de la antigua Concertación, devenida con Bachelet Nueva Mayoría, de efímera existencia. Goic dijo que llamó a Guillier para felicitarlo por sus resultados, pero antes de que le preguntaran si lo apoyaría en segunda vuelta declaró que el PDC toma sus decisiones por la vía institucional. Guillier encabeza la coalción Nueva Mayoría (NM), que incluye a socialistas, comunistas, al Partido Por la Democracia y a otras tres colectividades menores. Goic abandonó la NM por la presencia de los comunistas, que fue la innovación que trajo Bachelet hace cuatro años. Pero mucho más importantes que los votos de Goic, serán los de Beatriz Sánchez, que anoche hizo un acto colmado de optimismo y ante una multitud entusiasta. Con su 20,33 por ciento de votos y logrando además un bloque de 20 diputados en el Congreso, el Frente Amplio podía mirar al futuro con optimismo. Sin dudas sus planteos en la mesa de negociaciones con Guillier y el estado mayor de la Nueva Mayoría serán ahora mucho más exigentes de lo que se pensaba hasta hace pocas horas. Sencillamente, Guillier podría ser el futuro presidente de Chile gracias a los votos que le pueda aportar la base electoral de Beatriz Sánchez.

De manera paralela, ayer el Congreso aumentó de 120 a 155 los diputados y de 38 a 50 los senadores. En esta elección se votó por la totalidad de la Cámara baja y por 23 legisladores. Se dejó finalmente de lado el sistema "binominal" heredado del pinochetismo yse optó por el propoprcional puro. El resto, hasta completar los 50, se escogerán en los comicios del 2021. También se eligieron 278 consejeros regionales.

feliz. Sebastián Piñera y su esposa Cecilia Morel en la mesa electoral. Lo espera otra campaña de cara al ballottage.

Resultados: un voto muy repartido

Sebastián Piñera

(Chile Vamos)

36,6 por ciento

2.286.487 votos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario