El Mundo

Piñera, bajo presión de la calle, quita un beneficio fiscal a los empresarios

Un proyecto de ley iba a permitir que los dueños de las empresas no pagaran impuestos personales si cumplían con los de sus firmas.

Sábado 02 de Noviembre de 2019

El presidente Sebastián Piñera informó a los empresarios que ya no serán favorecidos con un proyecto de ley para rebajar los impuestos. Chile era uno de los países más exitosos y tranquilos de la región hasta que hace 15 días un estallido social puso en crisis al modelo chileno.

Luego de reunirse ayer con el ministro de Hacienda, el líder de la poderosa Confederación de la Producción y el Comercio, Alfonso Swett, declaró que "estamos comprometidos en ser parte de la solución... ya es hora que el dolor lo cambiemos por soluciones con amor".

Swett, acompañado de otros empresarios, emplazó a sus colegas a dialogar con sus trabajadores sobre tres temas: el endeudamiento familiar, los salarios y el enorme esfuerzo que miles de empleados hacen a diario por llegar a sus trabajos luego de que gran parte del metro de la ciudad fue destruido por grupos violentos armados con bombas molotov.

Briones, que recibió en su oficina a grandes y pequeños y medianos empresarios, había anticipado que el gobierno desechó la reintegración tributaria _que establecía que las empresas que pagaran sus tributos liberaban de hacerlo a sus dueños y socios_, un punto muy criticado por la oposición. "Lo que uno puede haber visto antes es muy distinto a lo que estamos viendo ahora", dijo Swett.

Leonardo Moreno, de la Fundación para la Superación de la Pobreza, precisó que en Chile el 10 por ciento de la población gana un 7,8 por ciento más que el 90 por ciento restante y que el 65 por ciento de los 18 millones de chilenos gasta más de sus ingresos y "están sobreendeudados, todos los meses cargan con una mochila angustiosa".

Los chilenos tienen un sueldo promedio que oscila entre los 500 y 700 dólares y un salario mínimo de 400 dólares, que Piñera ofreció subir 65 dólares. Estos valores son superiores a los que ofrece la vecina Argentina, luego de dos fuertes devaluaciones de su peso en 2018 y 2019. Lo mismo vale para otros países sudamericanos, que si bien crecen con fuerza tienen aún salarios muy bajos medidos en dólares.

Piñera busca frenar las multitudinarias protestas con un paquete de medidas sociales de mejoras leves y un nuevo gabinete al que incorporó un par de ministros de la centroderecha liberal, incluido el de Hacienda, Ignacio Briones, que se caracterizan por su disposición al diálogo. El ministro del Interior se reunió el viernes con alcaldes de todo el país con quienes el gobierno impulsará diálogos para recoger las opiniones de la ciudadanía.

Las protestas estudiantiles por una suba en el subterráneo derivaron el 18 de octubre en violentos disturbios en los que el metro resultó con graves daños e incendios y en saqueos de supermercados otros comercios, que luego derivaron en multitudinarias manifestaciones en todo el país.

En tanto, y tras reunirse con un grupo de alcaldes, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, aseguró que el gobierno no se cierra a reformas estructurales, pero evitó hablar de una asamblea constituyente, como pide parte de la oposición y muchos de los manifestantes que ayer volvieron a la Plaza Italia, en Santiago. "No vamos a poder tener todas las respuestas inmediatamente, eso sería mentirle a la gente; las respuestas las tenemos que construir en conjunto y a través de un diálogo participativo", aseguró Blumel. El flamante ministro, quien asumió tras el cambio de gabinete que provocó hace una semana la ola de protestas, reconoció que los alcaldes le transmitieron fuertes críticas.

"Por lo menos hubo diálogo y eso es un valor; yo valoro que nos hayamos sentado a la mesa", sostuvo y explicó que la reunión sirvió para ir hacia una nueva "agenda social". "Hemos planteado que estamos abiertos a revisar la reintegración tributaria, hay que tener marcos de entendimiento, idealmente los próximos días; nosotros tenemos voluntad real de llegar a acuerdos", resaltó Blumel.

protesta. Los manifestantes ayer en el centro de Santiago desafiaban a los carabineros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario